Un empresario boliviano dueño de una flota de camiones cisterna, investigado por narcotráfico en Argentina, será enviado el sábado a una cárcel del oriente de Bolivia por sospechas del mismo delito, informaron fuentes judiciales.

La justicia boliviana ordenó prisión preventiva y la incautación de 46 cisternas a José Luis Sejas Rosales, bajo cargos preliminares de legitimación de ganancias ilícitas y tráfico de drogas, dijo el fiscal Edil Robles tras la audiencia judicial de la víspera.

En seis meses la fiscalía deberá respaldar con pruebas sus acusaciones y Sejas podrá defenderse desde la cárcel.

Sejas enfrenta una investigación similar en Argentina. Autoridades de ese país hallaron droga en cisternas de la empresa de Sejas, CRETA SRL, que transporta combustible entre los dos países para la petrolera estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), según informes de prensa en el vecino país.

La causa está radicada en la ciudad argentina de Salta por contrabando de drogas en contra del empresario.

En Bolivia, el diputado opositor boliviano Tomás Monasterio impulsa acciones para que Sejas responda ante la justicia argentina.