Las críticas del precandidato presidencial republicano Donald Trump a su contrincante Jeb Bush por hablar en español desvían la atención de lo importante, declaró la gobernadora de Nuevo México, Susana Martínez.

Martínez, la única gobernadora republicana de raíces hispanas, dijo el viernes después de una conferencia de prensa que la controversia suscitada por Trump distrae la atención de los verdaderos problemas que enfrenta el país.

Bush dijo que había respondido en español esta semana a una pregunta de un reportero en la que criticó al empresario multimillonario.

Trump declaró a Breitbart News que Bush debería "poner el ejemplo" de hablar en inglés en Estados Unidos.

Martínez dijo que creció hablando español e inglés y utiliza ambos idiomas para comunicarse con la prensa y los habitantes de Nuevo México.

La gobernadora censuró en su momento las declaraciones de Trump en las que éste comparó a los inmigrantes mexicanos con homicidas y violadores.