Un pandillero salvadoreño fue deportado el viernes de Estados Unidos y entregado a las autoridades de su país, donde era buscado por el asesinato de un fiscal local, dijeron funcionarios.

Javier Arnoldo Cerón Gómez, de 21 años, fue trasladado en avión desde Mesa, Arizona, a San Salvador, la capital del país centroamericano, indicó el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) en un comunicado.

El caso forma parte de las acciones del gobierno estadounidense para deportar a extranjeros hacia países donde se les busca por diversos delitos si no reúnen los requisitos de permanencia en Estados Unidos, en lugar de extraditarlos formalmente.

"Los delincuentes violentos que creen que pueden evadir la justicia huyendo a Estados Unidos deben ser puestos sobre aviso: no encontrarán refugio aquí", declaró la directora del ICE, Sarah Saldaña, en el comunicado.

Cerón fue recibido en el aeropuerto de San Salvador por agentes y el fiscal general Luis Martínez.

Las autoridades migratorias estadounidenses dijeron que la Interpol les notificó en junio que Cerón, integrante de la pandilla MS-13, era buscado en relación con el asesinato a tiros del fiscal salvadoreño Andrés Ernesto Oliva Tejada, ocurrido en marzo.

Cerón fue arrestado una semana después en una agencia de autos en Santa Ana, California, donde trabajaba lavando vehículos, indicó el ICE. El salvadoreño ingresó sin permiso a Estados Unidos en abril, por lo que se inició su proceso de deportación y un juez dictó que fuera devuelto a su país.

Cerón no fue asistido por algún abogado de inmigración, dijo Virginia Kice, portavoz del ICE.

Otro individuo implicado en la muerte de Oliva fue deportado previamente en tanto que otros dos continúan detenidos en Estados Unidos, donde enfrentan proceso de deportación, señaló Kice.

____

Interactivo AP:

http://hosted.ap.org/interactives/2013/reforma-migratoria/