Nadie puede considerar que Serena Williams está vencida. No importa cuán grande sea la desventaja, cuán errados luzcan sus tiros o cuánta presión esté soportando en su intento de completar el Grand Slam durante este año.

En ocho ocasiones durante esta temporada, Williams ha perdido el primer set de un partido en torneos majors. Y en las ocho veces ha remontado para ganar.

La remontada más reciente llegó el viernes, en la tercera ronda del Abierto de Estados Unidos, donde Williams encontró la forma de deshacerse de una complicada rival y de imponer su juego antes de que fuera demasiado tarde. Ganó los últimos ocho games del duelo para superar 3-6, 7-6, 6-0 a su compatriota estadounidense Bethanie Mattek-Sands.

"No trato de vivir al límite", aseguró Williams, con una sonrisa.

Quizás, pero nadie sabe sortear estas circunstancias mejor que ella. Mucho menos cuando hay tanto en juego.

La presión se hizo evidente por momentos el viernes, cuando pareció que Mattek-Sands, ubicada en el puesto número 101 del escalafón, daría la campanada al ganar el primer set.

Williams convirtió sólo tres de 16 puntos para quiebre en los primeros dos parciales, antes de aprovechar tres de cinco en el tercero.

"Me dije, '¿sabes qué, Serena?, sigue intentando''', relató la veterana de 33 años, quien tiene también la oportunidad de ser la primera desde Chris Evert en 1975 -78 que gana cuatro veces seguidas el US Open.

Williams, primera del ranking mundial, trata de ser la primera tenista desde Steffi Graff en 1988 que consigue los cuatro torneos del Grand Slam en la misma temporada.

Ganó el Abierto de Australia sobre cancha dura en enero, el Roland Garros sobre arcilla en junio y Wimbledon sobre césped en julio. Ahora está a cuatro victorias de conseguir el trofeo en el cemento del US Open.

Su próximo obstáculo, por la cuarta ronda es otra estadounidense, Madison Keys, de 19 años.

Y más adelante, su rival en los cuartos de final podría ser nada menos que su hermana mayor, Venus.

De un zarpazo, Venus eliminó a una de apenas dos mujeres que derrotaron a Serena esta temporada. Se recompuso después de un bajón a mitad del encuentro del viernes y ganó los cinco últimos games para vencer 6-3, 6-4 a la suiza Belinda Bencic, la 12ma preclasificada, con lo que se metió en la cuarta ronda del US Open por primera vez desde 2010.

Con 35 años, Venus es la mujer de mayor edad en el torneo. Con 18, Bencic era la más joven en la tercera ronda. Su mentora es Martina Hingis, quien estaba sentada en la primera fila del palco de invitados del estadio Arthur Ashe.

Durante una entrevista en la cancha tras su triunfo, a Venus le preguntaron por haber llegado a la final de su primer Grand Slam en su debut en el Abierto de Estados Unidos en 1997, unos seis meses después que nació Bencic. Venus perdió ese partido ante Hingis.

"¿Por qué tienes que hablar de eso? Me hace sentir vieja", respondió Venus con una sonrisa. "Me encanta este deporte. Me encanta el US Open. Me encanta que todos me respalden, incluso cuando estaba de capa caída. Es una sensación maravillosa".

Bencic derrotó el mes pasado a Serena en el torneo de Toronto, donde consiguió el primer título de su carrera.

En otros duelos de mujeres, la rusa Ekaterina Makarova (13ra preclasificada) venció 6-3, 7-5 a la ucraniana Elina Svitolina (17), la canadiense Eugenie Bouchard (25ta) se impuso 7-6 (9), 4-6, 6-3 a la eslovaca Dominika Cibulkova, y la italiana Roberta Vinci dio cuenta de la colombiana Mariana Duque, por 6-1, 6-7, 6-2.

"Obviamente me hubiera gustado ganar. Me puedo ir contenta", manifestó Duque, quien por primera vez en su carrera se coló a la tercera ronda de una de las grandes citas. "Jugué tres partidos a un gran nivel y me da confianza que un poquitico más de esfuerzo puedo dar el salto. Me falta creer más en mí, cada vez creo más, pero todavía me queda".

En la rama de hombres, el serbio Novak Djokovic se complicó un poco la existencia antes de doblegar 6-3, 7-6, 7-5 al italiano Andreas Seppi, mientras que el español Rafael Nadal cayó 3-6, 4-6, 6-4, 6-3, 6-4 ante al italiano Fabio Fognini.

Nadal nunca había perdido un partido de Grand Slam en que llegara al tercer set con ventaja de 2-0, pero el viernes fue sorprendido en la tercera ronda por Fognini, 32do preclasificado.

La derrota del español, octava cabeza de serie, pone fin a una racha de 10 años con al menos un título de un major por temporada. En 2015, Nadal perdió en cuartos de final de los Abiertos de Australia y Francia, y fue eliminado en la segunda ronda de Wimbledon.

Djokovic, primero del ranking y campeón defensor, se medirá en la siguiente ronda al español Roberto Bautista Agut, cuyo rival, el belga David Goffin, se convirtió en el 13er tenista dentro de la rama masculina que abandona un encuentro por lesiones, enfermedad o fatiga.

El campeón defensor Marin Cilic avanzó al vencer 6-7 (5), 7-6 (1), 6-3, 6-7 (3), 6-1 a Mijaíl Kukushkin. Benoit Paire eliminó al español Tommy Robredo, y Jo-Wilfried Tsonga despachó a Sergiy Stakhovsky.