Una secretaria de Kentucky encarcelada afirmó que las licencias de matrimonio emitidas el viernes a parejas gay en el condado Rowan son inválidas porque ella no las autorizó, afirmó su abogado.

Por su parte, los abogados de las parejas y el fiscal del condado dijeron que tienen validez.

Mat Staver, abogado en Liberty Counsel --una organización activista sin fines de lucro que defiende valores cristianos_, dijo que las licencias "no valen el papel en el que están escritas" y prometió apelar la orden de desacato por la que la secretaria Kim Davis fue encarcelada el jueves.

Staver se reunió con Davis en la cárcel el viernes y dijo que ella está de muy buen ánimo. Él desconoce cuánto tiempo estará encarcelada, pero indicó que la mujer no tiene intención de renunciar y tampoco actuará en contra de su conciencia.

Cuando menos tres parejas gay recibieron licencias de matrimonio el viernes en el condado Rowan, abrazándose y festejando cuando uno de los subordinados de Davis se las entregó.

William Smith Jr. y James Yates, quienes han sido pareja por casi una década, fueron los primeros en recibir la licencia en el condado de Rowan. El subsecretario Brian Mason emitió la licencia, felicitó a la pareja y los saludó de mano mientras sonreía. Después de que pagaron la cuota de matrimonio de 35,50 dólares, Yates corrió por las escaleras de la corte para abrazar a su madre y ambos lloraron.

"Esto significa que al menos para esta zona los derechos civiles son derechos civiles y no están sujetos a creencias", dijo Yates, a quien le habían negado la licencia en cinco ocasiones.

Una multitud de simpatizantes festejaron cuando salió la pareja, mientras que un predicador callejero los criticó abiertamente. Yates y Smith dijeron que están tratando de elegir entre dos fechas para la boda y planean tener una pequeña ceremonia en la casa de los padres de Yates.

Las licencias fueron emitidas después de que cinco de los subalternos de Davis acordaron entregarlas, salvo el hijo de Davis, Nathan, que fue el único que se negó. La oficina de Davis lucía apagada el viernes por la mañana y había un policía custodiándola.

Las licencias de matrimonio en el condado suelen tener las firmas de Davis en ellas, pero las que se entregaron el viernes no cuentan con ninguna firma. El fiscal del condado y los abogados de las parejas gay dijeron que son legales y válidas a pesar de la falta de firma.

Al juez de distrito David Bunning le preguntaron durante la audiencia del jueves en torno a las licencias si Davis se negaba a autorizarlas, y dijo que dependía de las parejas gay aprovechar esa oportunidad.

Una segunda pareja, Timothy y Michael Long, también recibió una licencia una hora después que Yates y Smith. Cuando la pareja entró a la oficina, un hombre los hostigó y preguntó: "¿más sodomitas se casan?". Los Long no respondieron y un trabajador le pidió al hombre que se retirara.

Una tercera pareja, April Miller y Karen Roberts, llegó al mediodía.

"Ahora podemos respirar. Sigo extasiada y feliz. Estoy ansiosa por casarme", dijo Roberts.

Durante una audiencia el jueves, Bunning había ofrecido liberar a Davis si prometía no interferir con sus empleados para que emitieran las licencias, pero ella se negó con base en sus creencias cristianas.

Al hablar con reporteros el viernes por la mañana, el esposo de Davis, Joe Davis, llevaba un letrero que decía "Bienvenidos a Sodoma y Gomorra" y dijo que su esposa estaba de buen ánimo tras pasar una noche en prisión.

Cuando le preguntaron si ella renunciaría, dijo: "Por Dios, no. No va a renunciar para nada. Se trata de decirle a Bunning que él no es el jefe".

El juez dijo que Kim Davis permanecerá en prisión al menos una semana, e indicó que revisará su decisión después de que los subsecretarios hayan tenido tiempo de cumplir su orden. Los abogados de Davis planeaban una conferencia para más tarde el viernes.

Davis dijo que espera que los legisladores cambien la ley de Kentucky para encontrar la manera de que ella conserve su trabajo y al mismo tiempo pueda actuar de acuerdo con su conciencia. Pero el gobernador demócrata Steve Beshear se negó de nuevo a convocar a una sesión especial de la legislatura el jueves. Los legisladores estatales retomarán sus actividades hasta enero.

Davis, una cristiana apostólica, lloró durante su testimonio en una corte federal el jueves y dijo que siempre ha sido una "buena persona", pero que dio su corazón al Señor en 2011.

"La ley moral de Dios entra en conflicto con mis deberes laborales", dijo Davis al juez antes de que un guardia se la llevara. "No te pueden separar de algo que está en tu corazón y en tu alma".

___

La periodista de The Associated Press Claire Galofaro en Louisville, Kentucky, contribuyó con este despacho.