El entrenador de la selección chilena, Jorge Sampaoli, aseguró el viernes desconocer una supuesta indisciplina de Arturo Vidal, quien abandonó sorpresivamente la concentración de la "Roja" y volvió a Alemania antes del amistoso del sábado ante Paraguay.

Sampaoli salió nuevamente en defensa de una de las estrellas de la selección chilena, al igual que hizo durante la reciente Copa América en Chile, cuando Vidal chocó su Ferrari mientras manejaba ebrio de regreso a la concentración tras una noche de casino a las afueras de Santiago.

En esa ocasión, Sampaoli recibió críticas por perdonar la indisciplina del mediocampista y mantenerlo en el plantel que eventualmente ganó la final ante Argentina.

La federación chilena informó el martes que Vidal "solicitó su liberación por motivos personales" para viajar a Alemania, donde juega con Bayern Munich. Según medios chilenos, Vidal fue visto en un centro de entretención nocturno, y habría regresado a la concentración en malas condiciones.

"Yo no veo llegar a los jugadores, yo no estoy para eso", aseguró el técnico en rueda de prensa el viernes.

"Arturo llegó después de su día libre. Me dijo que tenía inconvenientes personales. Entendí que aquel jugador que no esté al 100% y tiene inconveniente, lo más lógico es liberarlo y pensar en un nuevo jugador", agregó.

Reiteró que "la única realidad es que el jugador nos dijo que no estaba apto por temas personales. Eso es un tema que nos pareció bastante coherencia, pues no puede darle al equipo lo que necesita".

"Sabemos que Arturo ha sido muy importante siempre, se verá en el momento si está óptimo para estar en una nueva convocatoria, que la veo más cercana que lejana", indicó el timonel.

De otro lado, Sampaoli negó que haya negociado con la federación mexicana para tomar las riendas de esa selección, que se quedó sin timonel tras el despido de Miguel Herrera luego de la Copa de Oro.

México finalmente contrató de forma interina a Ricardo Ferretti, que dirigirá cuatro partidos, incluyendo uno ante Estados Unidos que clasifica a la Copa Confederaciones de 2017.

"Yo no negocié con nadie", afirmó.