El congreso aprobó una ley que entrega a la estatal Petroperú la explotación de importante yacimiento pese a que el gobierno calificó a la norma de inconstitucional porque ya otorgó la operación a fines de agosto a una petrolera canadiense.

Según las autoridades, la interrupción del contrato podría causar demandas en cortes internacionales.

Con 71 votos a favor, 10 en contra y 12 abstenciones el pleno del parlamento unicameral aprobó en la víspera el dictamen que autoriza a Petroperú a operar la extracción de crudo en el lote llamado 192, el mayor del país, lo cual debe ser promulgado o rechazado en los próximos 15 días por el presidente Ollanta Humala, quien no se ha pronunciado sobre el tema.

La decisión parlamentaria calmó una masiva protesta en Loreto, provincia nororiental donde está el lote y que recibe 3,1 millones de dólares mensuales por la extracción de hidrocarburos. El descontento surgió porque el 21 de agosto Perú otorgó por dos años la explotación del lote a la petrolera canadiense Pacific Exploration. La empresa no ha emitido ningún comentario al momento.

Horas antes, la ministra de Energía Rosa Ortiz dijo a la prensa que la aprobación de la ley enviaría un "pésimo mensaje" a inversionistas porque se estaría violando la constitución y podría causar una demanda en cortes internacionales. Añadió que Petroperú no tiene los 700 millones de dólares necesarios para operar el lote que produce el 17% del petróleo nacional.

Según la constitución de Perú los contratos solo pueden ser modificados por acuerdos entre las partes, no de forma unilateral.

El lote 192 empezó a explotarse en 1970 por Occidental Petroleoum Corporation, en 2001 la argentina Pluspetrol continuó la extracción de crudo y su contrato se venció a fines de agosto. La agencia estatal de fiscalización del medioambiente detectó en abril que existían 92 sitios contaminados con hidrocarburos o sus derivados durante la concesión de Pluspetrol que aún no han sido remediados.