El Ministerio de Salud de Cuba acusó el viernes a Estados Unidos de robar a sus médicos, una de las más duras críticas del gobierno isleño a ese país, a pocas semanas de que ambas naciones restablecieran sus relaciones diplomáticas.

"Uno de los principales artífices del robo de talentos ha sido el gobierno de los Estados Unidos", expresó una nota del Ministerio de Salud publicada en el periódico oficial Granma que cuestionó la vigencia de un programa estadounidense para médicos cubanos "diseñado para incitar la deserción de los profesionales de la medicina cubana durante el cumplimiento de sus misiones en terceros países, establecido por el gobierno de George W. Bush desde agosto de 2006".

Sin embargo, el comunicado insistió en que las autoridades buscan mejorar las condiciones de los médicos en la isla, cuyos salarios suelen ser mejores que los de otros trabajadores estatales y pueden alcanzar un equivalente a 50 dólares mensuales.

Cuba y Estados Unidos restablecieron sus respectivas embajadas en julio luego del sorpresivo anuncio de los presidentes Barack Obama y Raúl Castro de que comenzarían un proceso de normalización de las relaciones rotas hace más de cinco décadas luego del triunfo de la revolución isleña en 1959.

Las políticas impuestas por Washington para presionar un cambio sistema político incluyeron desde sanciones económicas hasta beneficios para la emigración de los profesionales cubanos.

Muchos galenos y enfermeros se quejan de que deben concurrir a esas misiones para mejorar sus ingresos y que no siempre tienen las condiciones y tecnología para desarrollarse.

El comunicado del Ministerio indicó que hay unos 50.000 colaboradores de salud -la mitad de ellos médicos- trabajando en unos 68 países. Un número de ellos, en países como Venezuela y Colombia, abandonan sus puestos aunque luego no se suman al programa de Estados Unidos.

Cifras del gobierno norteamericano indicaron que menos que 1.500 médicos al año han usado ese programa.

Además de tener un sistema de salud gratuito y estatal; y contar con unos 85.000 médicos, Cuba desarrolló programas de cooperación con terceros países de forma solidaria o mediante el pago de esos servicios en terceros países.

"Existe la voluntad de favorecer todas las vías posibles para mejorar las condiciones de vida y trabajo de nuestros médicos", expresó el ministerio, que recordó que los galenos que deserten de las misiones para acogerse a programas en Estados Unidos y deseen regresar pueden ser reinsertados en el sistema de salud de la isla.

-------------

Siga a Andrea Rodriguez en Twitter: www.twitter.com/ARodriguezAP