Cuatro de los equipos más emblemáticos de la NFL comienzan la temporada con objetivos muy distintos.

Los Steelers, Cowboys, Patriots y 49ers son, en popularidad y logros, cuatro de las franquicias más exitosas de la NFL. Entre ellas acumulan 20 de los 49 títulos de Súper Bowl a la fecha, pero en 2015 no todas cuentan con las mismas fichas para sumar un nuevo trofeo Vince Lombardi a sus vitrinas.

PATRIOTS

Desde que Tom Brady se apoderó de la titularidad de los Patriots en 2001, Nueva Inglaterra ha sido amo y señor de la División Este de la AFC, al conseguir el título divisional en 12 ocasiones. No es coincidencia que la última vez que los Patriots no llegaron a playoffs fue en 2008, cuando Brady se lesionó en el primer partido de temporada y se perdió el resto de la campaña.

Brady le ganó una batalla legal a la NFL, pendiente a una apelación, y ahora los Patriots, fieles a su costumbre, serán un dolor de cabeza para el resto de la liga, especialmente si Brady juega con la mentalidad de que tiene algo que demostrar.

De un panorama incierto con Jimmy Garoppolo como mariscal de campo en las primeras cuatro fechas, los vigentes campeones de la liga acentúan su favoritismo en una división donde dos equipos, Miami y Buffalo, hicieron adquisiciones interesantes que podrían poner en riesgo el cómodo reinado de los Patriots en la cima.