Una nave espacial rusa Soyuz con tres tripulantes atracó en la Estación Espacial Internacional el viernes luego de una travesía de dos días. Con el arribo del ruso Serguei Volkov, el danés Andreas Mogensen y el kazajo Aidyn Aimbetov, la tripulación a bordo de la estación orbital llega a nueve por primera vez desde noviembre de 2013.

Mogensen --el primer danés que viaja al espacio-- y Aimbetov regresarán a Tierra el 12 de septiembre con el ruso Guennadi Padalka, actual comandante de la estación, quien entregará el mando a Scott Kelly, de la NASA.

Kelly y el ruso Mijail Kornienko pasan un año entero en la estación para estudiar los efectos de una estancia espacial prolongada, en preparación para un posible viaje futuro a Marte.

El Control de Misión en Rusia dijo que la Soyuz, que partió el miércoles del cosmódromo de Baikonur, se acopló a la estación a las 0742 GMT.

En los últimos dos años se había utilizado una ruta directa que toma seis horas, pero esta vez la Agencia Espacial Federal Rusa decidió volver a la ruta tradicional por razones de seguridad, ya que la Estación debió ajustar su órbita para esquivar chatarra espacial.