El contrato para la construcción de la segunda línea del metro de Panamá, que estará en manos de la brasileña Odebrecht y la española FCC por un costo de 1.857 millones de dólares, recibió el jueves luz verde de la principal entidad de cuentas del país centroamericano.

La Contraloría General anunció que ha refrendado el contrato para la que asoma como la mayor apuesta del gobierno del presidente Juan Carlos Varela en materia de transporte público. La institución fiscalizadora señaló que dio su autorización luego de terminar un mes de evaluación de los aspectos jurídicos y de ingeniería.

Federico Humbert, el contralor general, aseguró que se demoró ese tiempo "para asegurarnos que el contrato cumple con todo lo que exige la ley de contrataciones públicas".

El proceso de licitación de la línea 2 comenzó en septiembre del 2014 y fue adjudicado el 14 de mayo pasado al consorcio integrado por las constructoras extranjeras Odebrecht y FCC, las cuales habían alcanzado el contrato para construir la primera línea del tren metropolitano, el primero de su tipo en América Central.

La primera línea, que costó alrededor de 2.000 millones de dólares, comenzó a operar en abril del 2014.

La adjudicación de la mega obra a Odebrecht generó cuestionamientos en Panamá debido a los líos de la constructora brasileña por supuesta corrupción en su país. La contraloría general panameña ordenó a mediados de año una auditoría del contrato de la primera línea, aún en marcha.

En su momento, el gobierno de Varela dijo que el escándalo que envuelve a la empresa brasileña es un "caso importante" que debe ser manejado y explicado por la constructora. Aseguró, al mismo tiempo, que la licitación de la línea 2 se dio "en cumplimiento estricto" de la legislación panameña y a través de una comisión evaluadora de primer nivel.

Odebrecht es el mayor contratista del Estado panameño en la última década.

El contrato de la línea 2 --según la contraloría-- cuenta con una fianza de cumplimiento de 309 millones de dólares, que representa el 15% del precio del contrato, más el 5% adicional solicitado por la entidad de cuentas que asciende a 103 millones. E igualmente una fianza de pago anticipado por 100 millones.

"La contraloría se siente cómoda que el consorcio haya consignado más de 500 millones en fianzas, lo que garantiza al Estado la seguridad y el respaldo económico necesario para proceder con el proyecto", afirmó Humbert en un comunicado.

La línea 1 del metro de Panamá recorre 14 kilómetros en el eje norte-sur de la capital. La segunda línea, que conectará con la primera, dará servicio a la zona este y se extenderá 21 kilómetros. De acuerdo con las previsiones de las autoridades, debería estar lista en 2019.