El sitio de internet Backpage.com podría no ser inmune a la ley estatal de responsabilidades y una demanda presentada por tres muchachas que argumentaron haber sido vendidas como prostitutas en ese cibersitio puede proceder a juicio, determinó el jueves la Corte Suprema del estado de Washington.

En una decisión aprobatoria por votación de 6-3, los magistrados dijeron que la Ley de Decencia en las Telecomunicaciones, de corte federal, no protege a Backpage de leyes estatales debido a acusaciones de que la compañía no sólo albergó los anuncios, sino que ayudó a desarrollar el contenido.

"Las demandantes ante nosotros han sido las reiteradas víctimas de actos horrorosos cometidos a la sombra de la ley", escribió el magistrado Steven González en nombre de la mayoría. "Ellas presentaron esta demanda en parte para arrojar luz sobre algunas de estas sombras: para mostrar cómo los niños son adquiridos y vendidos para servicios sexuales en Backpage.com, en anuncios que, ellas argumentan, los acusados ayudaron a desarrollar".

El caso debería proceder porque las muchachas han argumentado hechos que, de ser comprobados, mostrarían que Backpage ayudó a producir contenido ilegal, señalaron los magistrados.

Erik Bauer, abogado de las demandantes, elogió la decisión.

"Indica que no es legal ayudar a proxenetas a vender niños, aún si se es un operador de un cibersitio", dijo Bauer a The Associated Press.

Jim Grant, un abogado de Seattle que representa a Village Voice Media Holdings LLC y a Backpage.com, no respondió de inmediato una solicitud para que diera sus comentarios al respecto.

La demanda presentada ante el Tribunal Superior del Condado Pierce asevera que Backpage.com se comercializa como un sitio para vender "servicios de acompañante", pero en realidad provee a proxenetas instrucciones sobre cómo escribir un anuncio que funcione.

Bauer dijo que las muchachas estaban en séptimo y noveno grado escolar cuando traficantes sexuales adultos profesionales las vendieron como prostitutas en Backpage. Los proxenetas sabían que podían presentar los anuncios de forma anónima, señaló el abogado. La demanda acusa de negligencia, explotación sexual a menores de edad, invasión a la privacidad, agresión sexual y conspiración civil.

Backpage presentó una moción para que la demanda fuera desechada, bajo el argumento de que no es responsable de las acciones de suscriptores o usuarios y que la ley federal le da inmunidad al sitio a ser responsabilizado. Una corte de primera instancia rechazó esa solicitud y Backpage apeló.

Grant dijo en octubre a la Corte Suprema que, cuando el Congreso federal redactó la Ley de Decencia en las Telecomunicaciones, su intención fue proteger la libertad de expresión en internet, así que proporcionó inmunidad a sitios en línea como Backpage para cosas colocadas por usuarios o miembros del sitio. Backpage no creó los anuncios, y responsabilizarlo coartaría esa libertad, agregó.

___

Martha Bellisle se encuentra en Twitter como https://twitter.com/marthabellisle