El mercado bursátil estadounidense avanzó ligeramente el jueves al tranquilizarse los mercados después de unas semanas turbulentas.

Los inversionistas se animaron por comentarios de funcionarios del Banco Central Europeo en el sentido de que están dispuestos a proporcionar más estímulo a la economía de la región, de ser necesario.

Ahora los inversores tienen puesta su atención al viernes, cuando se publicará un informe muy importante sobre el empleo que podría ayudar a determinar si la Reserva Federal aumentará o no las tasas de interés este mes.

"Existe mucha inquietud en el mercado sobre qué hará la Fed, y las cosas empeoran a medida que se acerca la fecha de la reunión", dijo Kristina Hooper, directora de estrategia de inversión de Allianz Global Investors. La reunión de dos días de la Reserva Federal inicia el 16 de septiembre.

El promedio industrial Dow Jones ganó 23,38 puntos, el 0,1%, para cerrar en 16.374,76, mientras que el índice Standard & Poor's 500 subió 2,27 unidades, el 0,1%, a 1.951,13. El indicador compuesto Nasdaq retrocedió 16,48 puntos, el 0,4%, a 4.733,50.

Las acciones iniciaron la jornada con buenos avances, pero el ímpetu disminuyó a medida que avanzó el día. Los principales índices registraban pérdidas a media tarde, antes de terminar con ganancias en su mayor parte.

Los inversionistas se alentaron en un principio por la noticia proveniente del Banco Central Europeo, cuyo presidente Mario Draghi dijo que la institución está lista para proporcionar a la zona del euro una dosis mayor de estímulo si la inflación no crece en el bloque de 19 naciones. Además de mantener bajas las tasas de interés, el BCE está inyectando 60.000 millones de euros mensuales a la economía de la región a través de la adquisición de bonos gubernamentales y corporativos. El programa está planeado para continuar al menos hasta septiembre de 2016.

"Draghi dijo en 2012 que haría lo que fuera necesario para hacer crecer la economía de la eurozona y está sosteniendo su promesa", dijo Quincy Krosby, un estratega de mercado de Prudential Financial.

Los mercados bursátiles europeos repuntaron con la noticia. El índice alemán DAX cerró con ganancia de 2,7%, el indicador francés CAC-40 subió 2,2% y el índice británico FTSE 100 avanzó 1,8%.

Al mismo tiempo que el BCE está estimulando la economía de Europa, la Reserva Federal podría incrementar las tasas de interés estadounidenses por primera vez desde la crisis financiera. Aunque la probabilidad de un aumento en septiembre ha disminuido debido a señales de debilitamiento en el crecimiento económico mundial y una liquidación en el mercado bursátil chino, muchos creen que la creciente economía de Estados Unidos pudiera estar lista para resistir tasas de interés más altas.

El informe del viernes sobre el empleo en agosto, una medida crucial respecto a cómo está desempeñándose la economía de Estados Unidos, podría tener un peso importante que guíe la decisión de la Fed. Los economistas están pronosticando que los empleadores crearon 220.000 puestos de trabajo el mes pasado y que la tasa de desocupación cayó a 5,2%.

El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años bajó a 2,16%, de 2,19% al cierre del miércoles.

El precio del petróleo estadounidense de referencia subió 50 centavos y cerró en 46,75 dólares por barril en el mercado de materias primas de Nueva York. El crudo Brent del Mar del Norte ganó 18 centavos, ubicándose en 50,68 dólares por barril en Londres.