El gobierno estadounidense expresó el jueves su felicitación "al pueblo de Guatemala y sus instituciones por la manera como ha manejado esta crisis" de la renuncia el presidente Otto Pérez Molina.

"Estamos dispuestos a colaborar con el vicepresidente (Alejandro) Maldonado en sus nuevas funciones", dijo el secretario de prensa Josh Earnest. Maldonado ejercerá la presidencia hasta el 14 de enero de 2016, cuando está previsto que asuma el mandatario que resulte elegido el 6 de septiembre.

"Sin duda prevemos y sin duda esperamos que no solo el vicepresidente sino el próximo gobierno que sea elegido en los comicios del 6 de septiembre seguirá aplicando la clase de reformas que creemos más convenientes para el pueblo guatemalteco, en particular en la lucha contra la corrupción y la impunidad en Guatemala", dijo Earnest.

Por su parte, el presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, dijo que la renuncia de su colega guatemalteco tiene "implicaciones regionales" porque obliga a los gobiernos a ser "especialmente escrupulosos" en el manejo de los bienes públicos.

Consultado en conferencia de prensa sobre la renuncia de Pérez Molina, el presidente también destacó la colaboración de organismos internacionales al reforzar al sistema guatemalteco, como artífices de un camino de mayor transparencia para ese país.

"Es un momento en el que Guatemala puede dar muestras al mundo de su comportamiento democrático ejemplar, y es el momento para que todas las fuerzas políticas y sociales se sumen en un esfuerzo de fortalecer la institucionalidad democrática", concluyó.