Un jurado en el noreste de Brasil condenó a tres hombres por la muerte de un espectador en un estadio de fútbol, al arrojar un inodoro al exterior.

El Departamento Judicial de Pernambuco dijo el jueves en un comunicado que los tres fueron declarados culpables de homicidio y condenados a más de 20 años de prisión. Tienen cinco días para apelar.

El incidente ocurrió en la capital estatal Recife durante un choque entre hinchadas rivales después que el local Santa Criz empató 1-1 con Paraná en partido de la segunda división.

Durante una escaramuza frente al estadio Arruda, los tres hombres que estaban adentro arrancaron dos inodoros y los arrojaron desde lo alto. Uno de ellos cayó sobre Paulo Ricardo Gomes da Silva, quien murió en el lugar. Otras tres personas resultaron heridas por fragmentos de loza.

Los abogadores defensores reconocieron que sus clientes arrojaron los inodoros, pero sin intención de herir a nadie.