Venezuela compite por primera vez por el León de Oro en Venecia con "Desde allá", la más reciente exportación de este país sudamericano donde hasta hace unos años era raro ver un filme de producción local fuera de sus fronteras.

"Desde allá", la ópera prima del realizador venezolano Lorenzo Vigas, se medirá con 21 producciones de grandes cineastas que incluyen al británico Tom Hooper ("The Danish Girl"), el ruso Alexandre Sukurov ("Francofonia") y el estadounidense Charlie Kaufman ("Anomalisa").

Es protagonizada por el chileno Alfredo Castro, un viejo conocido del festival italiano, donde participó en 2010 con "Post Mortem" de su compatriota Pablo Larraín. La cinta sigue a Armando, un hombre de clase media-alta de 50 años, que busca a jóvenes en paradas de autobús y les ofrece dinero para que lo acompañen a su casa; también tiene la costumbre de espiar a un hombre de edad avanzada al que está unido por el pasado.

Un día Armando se lleva a casa a Elder, el líder adolescente de una pequeña banda de delincuentes de un peligroso barrio de Caracas y de este encuentro nace una relación que los cambiará a ambos para siempre.

Vigas dijo a The Associated Press que su película es fiel reflejo de su país y se mostró orgulloso de que en Venezuela por doquier hay muchas historias que esperan por ser contadas y son una fuente importante de inspiración para los realizadores locales.

La conflictividad de Venezuela, sumida en una severa crisis económica caracterizada por una galopante inflación y severos problemas de escasez de alimentos y otros productos básicos, así como una creciente delincuencia, entre otros problemas sociales, impregna el cine local y en muchos casos se convierte en otra protagonista.

"Fueron nueve semanas de rodaje en Caracas y un dato interesante es que terminamos de rodar una semana antes de los disturbios del 2014", indicó Vigas sobre las violentas protestas antigubernamentales que sacudieron a Venezuela a principios del año pasado.

Las protestas callejeras ocurridas entre febrero y junio de 2014 dejaron 43 muertos, unos 800 heridos y miles de detenidos, decenas de los cuales aún permanecen arrestados, según registros de la Fiscalía General.

"Filmamos mucho en la calle, todo está filmado en Caracas. Había una tensión y que si hubiéramos retrasado una semana más (el rodaje) ya no hubiéramos terminado la película", resaltó. Esa tensión que había en la calle "se siente en la película".

La contienda por un premio como el León de Oro es fuerte, pero eso no le quita el sueño a Vigas.

"Estoy compitiendo con grandes cineastas del mundo, yo no creo que gane honestamente. Pero hay un premio (a la) ópera prima, quizás ese sería un gran premio", expresó el cineasta de 48 años, un biólogo que en 1995 abandonó sus estudios de postgrado en biología molecular en Boston porque nunca pudo apartar el cine de sus pensamientos.

"De niño yo estaba obsesionado por ver películas, es lo primero que recuerdo. Mi papá, artista plástico (Gustavo Vigas), tenía una gran afición por el cine. Entonces yo me quedaba con él tarde en la noche, mi mamá se ponía muy brava, porque yo me acostaba 2 o 4 de la mañana... (por) estar viendo películas".

A los 14 años "mi padre me regaló una cámara de VHS... y empecé hacer películas caseras, películas muy malas de terror", que "me sembraron la semilla", relató.

"En un momento estaba en Boston haciendo la maestría... y me di cuenta que iba a tener que dedicarme al cine. Sentí una necesidad de expresión que no lo conseguía a través de la ciencia y tome la decisión", dijo.

Desde entonces no ha parado de trabajar, no sólo en "Desde allá", sino en otros guiones y producciones de otras personas.

Vigas es parte de un grupo de realizadores que se están haciendo notar en el exterior con nuevas y variadas propuestas que cuentan con el apoyo del gubernamental Centro Nacional Autónomo de Cinematografía (CNAC), un organismo autónomo, que es citado mayoritariamente entre los cineastas como el más importante promotor de las producciones, la distribución internacional y el fomento de acuerdos de coproducción.

"Respecto a la comercialización y la producción cinematográfica, en este momento estamos justamente en proceso de negociación de acuerdos de coproducción y distribución con seis países latinoamericanos, acuerdos que también contemplarán programas de cooperación en materia formativa", dijo a la AP Juan Carlos Lossada, presidente del CNAC, que selecciona y financia parte o la totalidad de numerosas películas caracterizadas por la diversidad y variedad de sus historias y promueve la búsqueda "de nuevos lenguajes y la inclusión de más y nuevas miradas de todos los rincones del país".

Explicó que el CNAC basa su selección de proyectos en una comisión plural compuesta por 14 integrantes, que se renueva anualmente, integrada por representantes de los distintos sectores de la creación, la producción, la comercialización y la gestión cultural, tanto del ámbito público como del privado, de acuerdo lo dicta la Ley de Cine y su Reglamento.

Para Vigas el éxito actual es fruto del "apoyo bastante importante" que ha habido en los últimos años al cine y la realidad, muchas veces adversa, en la que están inmersos los creadores.

"Juan Carlos Lossada ha hecho una gran gestión en el CNAC y se han producido algunas películas que han llamado la atención en el extranjero, pero la otra realidad es que el país está viviendo una situación muy fuerte desde todo punto de vista, económicamente, socialmente, políticamente, y eso le llama mucho la atención a la gente de afuera", dijo.

El Festival de Cine de Venecia, que se inauguró el miércoles y transcurre hasta el 12 de septiembre, es uno de los más prestigiosos y antiguos de Europa. El director mexicano Alfonso Cuarón encabezara el jurado que elegirá al ganador del León de Oro, entre otros honores.

___

En Internet:

http://www.labiennale.org/