Mas estadounidenses solicitaron prestaciones por desempleo la semana pasada, pero las solicitudes permanecen en un histórico nivel bajo, lo que es una señal positiva para la economía de Estados Unidos en una desaceleración más extensa a nivel mundial.

El Departamento de Trabajo dijo que las solicitudes semanales para el apoyo de desempleo aumentaron 12.000 a un total estacional de 282.000. El promedio de cuatro semanas, una medida menos volátil, aumentó 3.250 para 275.500. El promedio se redujo 9,2% en los últimos 12 meses.

El número más bajo de despidos generalmente corresponde con elevados niveles de contratación en el reporte mensual de empleos que será publicado el viernes.

Los economistas esperan que los empleadores hayan agregado 207.500 empleos en agosto mientras la tasa de desempleo cae a 5,2% de 5,3%. Contratar a este ritmo indica que la economía de Estados Unidos se aisló de la incertidumbre en relación a la situación económica china que encendió una reciente liquidación en acciones.