El Banco Central Europeo está preparado para darle una mayor dosis de incentivos a la economía de la eurozona si la incertidumbre en China y una economía mundial más débil afectan su modesta recuperación, dijo el jueves el presidente Mario Draghi.

La volatilidad del mercado, preocupado por un inminente aumento en la tasa de interés de Estados Unidos y la caída en los precios de petróleo, han generado incertidumbre sobre la economía mundial, lo que provocó que el Banco Central Europeo (BCE) redujera sus pronósticos de inflación y crecimiento para la eurozona.

Draghi dijo que el BCE podría agregarle a su programa de 1,1 billones de euros (1,2 billones de dólares) si lo necesitara el bloque monetario de 19 países.

"Esperamos que continúe la recuperación económica, aunque a un ritmo menor que lo esperado previamente, que reflejaría una desaceleración en las economías de los mercados emergentes", dijo Draghi.

La postura del BCE contrasta con la de la Reserva Federal de Estados Unidos, que se espera que aumente sus tasas de interés a partir de septiembre.

Tal medida podría causar agitación en los mercados mundiales cuando los inversionistas lleven dinero de otros países a Estados Unidos para tomar ventaja de la nueva tasa de interés más elevada. La medida también podría ocasionar tasas de interés más elevadas en Europa, lo que perjudicaría a la economía al encarecer los préstamos.

Por ahora, la recuperación de la economía de la eurozona parece haber continuado durante el verano al aliviarse las preocupaciones en relación a la salida de Grecia y a pesar de la incertidumbre de la economía china.

La compañía de información financiera Markit dijo que su índice mensual de gerencia de adquisiciones --una medición de actividad económica-- aumentó a 54,3 puntos en agosto comparados con los 53,9 puntos del mes previo. El aumento también fue superior al estipulado. Cualquier cifra por arriba de 50 indica crecimiento.

De forma independiente, la agencia de estadísticas de la Unión Europea, Eurostat, informó que las ventas minoristas alrededor de la eurozona aumentaron 0,4% en julio del mes previo. El aumento estuvo más o menos apegado a las expectativas del mercado y compensaron por mucho la baja del 0,2% registrada en junio.

___

Pylas contribuyó desde London.