Un barco de madera cargado con unos 100 trabajadores migrantes y que se dirigía a Indonesia naufragó el jueves ante la costa occidental de Malasia, dejando al menos 14 muertos, dijo un funcionario de la agencia marítima malasia.

Se cree que el barco transportaba a unas 70 personas y no a 100 como informó en un principio un pescador, dijo Mohamad Aliyas Hamdan, jefe de distrito de la Agencia de Control Marítimo de Malasia.

Por el momento se confirmó la muerte de 13 mujeres y un hombre, y otras 19 personas han sido rescatadas, agregó.

El barco naufragó por las malas condiciones de la mar no muy lejos de la costa y varios buques y equipos aéreos estaban buscando a los sobrevivientes cerca de la ciudad costera de Sabak Bernam, en el estado de Selangor, explicó el funcionario de la agencia Mohamad Hambali Yaakup.

Se cree que el barco estaba trasladando a trabajadores migrantes a sus casas en Tanjung Balai, en la provincia indonesia de Sumatra, apuntó Mohamad Hambali. Es probable que la sobrecarga del barco provocara el accedente, dijo.

Este tipo de accidentes son habituales en Malasia, donde hasta 2 millones de migrantes indonesios trabajan de forma ilegal.

Los indonesios trabajan sin permisos en plantaciones y otras industrias en Malasia, y a menudo viajan de un país a otro cruzando el estrecho de Malaca en barcos mal equipados.