Buscando prevenir un desastre en la elección presidencial de 2016, el Comité Nacional Republicano ha emplazado a cada precandidato presidencial del partido a firmar el compromiso de que no se convertirán en candidato de un tercer partido bajo ninguna circunstancia.

La iniciativa, confirmada el miércoles por varias oficinas de campaña, está dirigida completamente a Donald Trump. Y el momento en que se lleva a cabo sugiere que se ha llegado a un acuerdo.

Aunque en las encuestas está por delante de otros precandidatos republicanos, el multimillonario empresario amenazó el mes pasado reiteradamente que buscaría la nominación presidencial de un tercer partido -- dejando abierta la posibilidad incluso en el primer debate de precandidatos del Partido Republicano realizado el mes pasado -- si no obtiene la de la formación. Tal circunstancia haría prácticamente imposible que los republicanos logren la presidencia en 2016.

Directivos del comité han estado trabajando en privado con la oficina de campaña de Trump durante varias semanas para prevenir tal escenario.

Aunque ninguna de las partes confirmó públicamente la tarde del miércoles que se ha llegado a un acuerdo, Trump ha dado pistas en los últimos días de que el cabildeo del Partido Republicano estaba comenzando a funcionar.

La oficina de campaña de Trump no respondió el miércoles preguntas sobre el emplazamiento.

Reince Priebus, presidente del Comité Nacional Republicano, tiene agendado reunirse en privado con Trump el jueves en la ciudad de Nueva York, donde el magnate inmobiliario tiene programado hablar con reporteros. La reunión privada fue confirmada por dos funcionarios del comité que pidieron no ser identificados porque no están autorizados a hablar públicamente sobre el plan.

En los últimos días, Trump ha insinuado que pronto decidiría si descarta un tercer partido.

"Pienso que mucha gente va a estar muy contenta", dijo el sábado en Nashville.

Varios precandidatos contactados la tarde del miércoles confirmaron que firmarán el compromiso, entre ellos el gobernador de Ohio John Kasich y el ex gobernador de Florida Jeb Bush, aunque pocos dudaban de las intenciones de la inmensa mayoría de los 17 precandidatos del Partido Republicano.

La propuesta del Comité Nacional Republicano pide a los precandidatos que prometan "respaldar al nominado presidencial republicano para 2016 sin importar quien sea".

Adicionalmente, les pide prometer "que no buscaré competir como un independiente o candidato escrito, ni buscaré o aceptaré la nominación para presidente de cualquier otro partido".

Un vocero del comité se negó a realizar comentarios al respecto.