China cancela construcciones gubernamentales

Los líderes de China han prohibido la construcción de edificios gubernamentales durante cinco años como otra medida de frugalidad para calmar los ánimos de la ciudadanía ante los gastos ostentosos y la corrupción.

Las oficinas generales del Comité Central del Partido Comunista chino y el Consejo de Estado --el gabinete de ministros de China-- emitieron el martes la orden, según la agencia noticiosa oficial Xinhua. Ningún funcionario estuvo disponible para formular declaraciones.

En toda China, grandiosos edificios gubernamentales con amplias oficinas e iluminación de lujo, inclusive candelabros, han surgido en muchas ciudades. Son con frecuencia los edificios más impresionantes en esos núcleos urbanos, con la desaprobación y el rechazo generalizado de la gente.

Este año, los restaurantes de alto lujo han constatado una merma en sus actividades ya que los departamentos gubernamentales y las empresas estatales han cancelado banquetes.

Xinhua dijo que las órdenes del directorio comunista prohíben la construcción "generalizada" de edificios gubernamentales y las estructuras "de lujo" levantadas como centros de entrenamiento, hoteles o moteles gubernamentales.

Algunos organismos gubernamentales han levantado dichos edificios en balnearios costeros y otros lugares escénicos como beneficios para sus dirigentes y empleados, que pueden usarlos gratis o con enormes descuentos. Con frecuencia son accesibles al público como empresas con fines de lucro.

"Algunos edificios utilizan mucho dinero, hay costos de operación y se gasta mucho dinero para que coma y beba la gente, y todo ello procede de los fondos gubernamentales, así que es un modo de corrupción", dijo Liu Shanying, un investigador político de la Academia China de Ciencias Sociales en Beijing.

La prohibición de cinco años de levantar edificios gubernamentales es una medida importante para combatir la corrupción, agregó.

La orden prohíbe el diseño de interiores de lujo y la expansión de oficinas bajo la apariencia de reparaciones, según Xinhua. Agregó que el funcionario con más de un cargo debería contar solamente con una oficina, mientras que las oficinas de quienes se han jubilado o han pedido una baja del servicio deberían ser devueltas.

Según Xinhua, la orden destacó que algunos departamentos y localidades han construido complejos de oficinas gubernamentales en violación de las normas, lo que ha empañado la imagen del Partido Comunista y el gobierno, además de crear una repulsa pública generalizada.

___

El investigador de The Associated Press Henry Hou contribuyó a este despacho