Los cerca de tres años de espera desde la última película de Steven Spielberg ("Lincoln" de 2012) terminarán en octubre con la cinta de suspenso y espías "Bridge of Spies".

Para fortuna de los cinéfilos no habrá por lo pronto otro hueco tan grande en las cintas del director. Tras haber terminado "Bridge of Spies", Spielberg está editando su próxima película "The BFG", basada en la historia "El gran gigante bonachón" de Roald Dahl y está en preproducción de "Ready Player One", una aventura de ciencia ficción basada en el popular libro de Ernest Cline.

Es un ritmo que Spielberg, de 68 años, dice que planea continuar.

"Tendré un gran periodo de dirección en los próximos años", dijo Spielberg. "Nuestra última hija entró a la universidad, la número siete entró a la universidad la semana pasada y (mi esposa Kate Capshaw) y yo estamos disfrutando del nido vacío. Le da la posibilidad de involucrarse más con su arte, ella es una pintora maravillosa, y a mí me da la oportunidad de dirigir películas consecutivas ahora".

"Bridge of Spies" que se estrena el 16 de octubre, es un nuevo capítulo en la historia para Spielberg, uno que conoce personalmente: La Guerra Fría. Tom Hanks interpreta a James Donovan, un abogado reclutado por la CIA para rescatar a un piloto espía cuyo avión es abatido en la Unión Soviética.

En una entrevista reciente durante un receso de la edición de "The BFG", el director charló sobre hacer la película basada en la vida real, el inesperado éxito de "Jurassic World" y su falta de interés en las películas de superhéroes.

AP: ¿Qué le atrajo a "Bridge of Spies"?

Spielberg: Siempre quise hacer una película de espías, esto no es James Bond. Sólo James Bond puede ser James Bond. Siempre he estado fascinado con el valor de entretenimiento de la serie de películas de espías de James, así como las novelas serias de espías de John le Carre y especialmente la cinta de Martin Ritt "The Spy Who Came in From the Cold". También cintas de espías como "The Quiller Memorandum" y "The Ipcress File", además de "Torn Curtain" de Hitchcock en los 60.

AP: ¿Estaba interesado en hacer una película que se desarrollara durante la Guerra Fría?

Spielberg: Viví durante la Guerra Fría y estaba muy consciente de la posibilidad de caminar por la calle y ver un flash blanco y ser atomizado. Estaba muy, muy consciente de lo tentativo e inseguro que era ese tiempo especialmente para jóvenes. Es algo que me dejó una gran impresión cuando niño. Nos decían qué hacer en películas de 16 milímetros en caso de una redada aérea y de que comenzaran a sonar las sirenas o de que viéramos el flash y nos tuviéramos que meter bajo el escritorio, con suerte con un libro grueso sobre la cabeza.

AP: ¿Encuentras alguna relación entre esa época y ahora?

Spielberg: Hay tanta relevancia entre los finales de los años 50 y ahora. Ahora volamos drones, ellos volaban aviones espías U2 sobre la Rusia Soviética a finales de los 50, nuestra historia también se trata de que derribaron el avión U2 de Gary Powers y la detención de un espía soviético que trabajó en este país por una década: Rudolph Abel. Y el negociador, una rareza, un abogado de seguros que solía ser el fiscal asociado en los juicios por los crímenes de guerra de Nuremberg quien fue convocado para defender a un supuesto espía soviético y el clima denso que estuvo dispuesto a soportar para ver que se hiciera justicia. Es una historia sobre un individuo con muchos principios, honesto y para Tom Hanks, es justo a la medida.

AP: Esta es su cuarta película con él.

Spielberg: Cada colaboración es mejor que la anterior. Nos divertimos mucho juntos.

AP: Usted causó sensación hace dos años cuando dijo que Hollywood se encaminaba a una "implosión" por el exceso de películas de enormes presupuestos, ¿todavía piensa así?

Spielberg: Sí, todavía siento lo mismo. Estábamos ahí cuando murieron las películas de vaqueros, y habrá un momento en el que a las películas de superhéroes les pase lo mismo que a los westerns. No significa que no habrá otro momento en el que regresen las cintas de vaqueros y que regresen las de superhéroes. Claro que en este momento la película de superhéroe está viva y coleando. Sólo dijo que estos ciclos tienen tiempos finitos en la cultura popular. Llegará un momento en el que las historias mitológicas sean suplantadas por otros géneros y posiblemente algún cineasta joven esté pensando en descubrirlo por todos nosotros.

AP: ¿Le sorprendió el éxito de "Jurassic World", la cinta en la que fue productor ejecutivo?

Spielberg: Parece que estoy de vuelta en el negocio de los dinosaurios. Les prometimos que habría más dientes y nos recompensaron por ello. Habría sido genial si hubiésemos hecho lo que la gente esperaba, que era un fin de semana de 100 millones de dólares en tres días. Eso me habría hecho el año entero. Pero el hecho de que ganara más del doble de lo que los especialistas esperaban me encantó.

AP: "Bridge of Spies" es la primera película en años que ha hecho sin que John Williams componga la música.

Spielberg: Johnny Williams regresará para hacer "The BFG". Sólo dos veces no hemos trabajado juntos en 42 años. La primera fue "El color púrpura" en 1985 y la segunda fue porque a Johnny le hicieron un procedimiento médico pequeño que le impidió componer para mí película en el tiempo que pensaba hacerlo. Ahora está bien, está 100% de regreso para trabajar en "Star Wars", pero tristemente esto le impidió trabajar en "Bridge of Spies". Pude trabajar con Thomas Newman, de quien soy un gran fan. Este fue sólo un tropezón y a los dos nos entristece, pero nos emociona regresar para "BFG".

___

Jake Coyle está en Twitter como: http://twitter.com/jakecoyleAP