Magistrados franceses rechazaron que se investigue la muerte ocurrida en 2004 del exdirigente palestino Yasser Arafat, cuya viuda afirma que lo envenenaron.

La fiscal adjunta en Nanterre, Emmanuelle Lepissier, dijo a The Associated Press que la decisión emitida el martes "se debió a que es insuficiente la evidencia para sustentar que Yasser Arafat fue asesinado con polonio (por envenenamiento) o la intervención de otra persona".

En julio, un fiscal francés dijo que no había razón suficiente para presentar cargos y solicitó que el caso fuera desechado, en tanto que en marzo expertos franceses descartaron la teoría de que la muerte del gobernante palestino se debió a envenenamiento con una sustancia radiactiva.

Después de que un informe emitido en 2012 dijera que se habían encontrado trazas de polonio en ropa de Arafat, la viuda de éste, Suha, presentó una denuncia legal en Francia en la que solicitó que se investigara si fue asesinado.