La cifra de reos de la Prisión Estatal de San Quentin que están bajo observación por síntomas de enfermedad respiratoria ha aumento a 95, dijeron funcionarios el miércoles.

Autoridades del departamento estatal de correccionales señalaron que los presos están bajo observación por legionelosis, pero que el diagnóstico se ha confirmado solo a seis reos.

No hay casos confirmados entre miembros del personal. Los síntomas incluyen fiebre alta, escalofrío y tos.

Ellos están siendo tratados en una unidad médica en San Quentin.

Se reanudó la entrega de cenas a los reos y toda la población general y reos en el centro de recepción se han duchado. Reos segregados y en el pabellón de la muerte no han recibido duchas.

Los funcionarios no han determinado aún la fuente del brote.