Jake Gyllenhaal y Jason Clarke encabezan el elenco, pero la montaña es la estrella de "Everest", una cinta de suspenso a grandes alturas que inauguró el Festival de Cine de Venecia el miércoles.

Basada en una historia real, la cinta de Baltasar Kormakur, sigue a dos expediciones que quedan atrapadas en una tormenta de nieve mientras tratan de llegar a la cumbre en 1996.

Filmada en 3D y en formato IMAX, la película es estremecedora, la vida y la muerte se debaten entre la montaña y los alpinistas azotados por el viento, cegados por la nieve y con falta de oxígeno. Algunos viven, otros mueren, pero como dice uno de los personajes, la "última palabra la tiene la montaña".

"Parte de contar la historia es contarla por los elementos (naturales)", señaló Kormakur, quien llevó a su elenco hasta la cima del Himalaya e importó nieve para los Estudios Pinewood en Inglaterra para lograr autenticidad. "La historia ocurrió por los elementos".

Kormakur, director de la cinta clásica islandesa "101 Reykjavik" y la comedia de acción de Hollywood "2 Guns" dijo que crecer en Islandia cerca del ártico lo hizo especialmente apto para el trabajo.

"Entrené para esta película cada día cuando iba a la escuela, básicamente en medio de una tormenta de nieve, cuando era niño", dijo a reporteros el miércoles antes de la alfombra roja de la película.

La cinta se centra en el alpinista neozelandés Rob Hall (Clarke) y el estadounidense Scott Fischer (Gyllenhaal), quienes fueron pioneros en expediciones comerciales al Everest. Ambos son retratados como montañistas apasionados, que quizá sin desearlo, desataron una combinación letal de dinero, orgullo y naturaleza.

La película critica implícitamente la industria del alpinismo en el Everest, que ha hecho que varios miles de personas escalen la montaña en las últimas dos décadas pero ha visto morir a más de 250. Kormakur dice que entiende el deseo "casi animal" de querer dejar una huella en la cima.

"De alguna manera llegas a la versión más real de ti mismo", dijo. "Llegas al corazón de lo que eres".

Escrita por William Nicholson, uno de los guionistas de "Gladiador", y Simon Beaufoy, cuyos guiones incluyen la saga "127 Horas", la película retrata crudamente los efectos de las grandes alturas en el cuerpo.

Kormakur le exigió a su elenco, filmó en las montañas Dolomitas de Italia y cerca del campamento base del Everest a más de 5.300 metros (17.000 pies) sobre el nivel del mar.

"La gente comenzó a ponerse bastante mal en ese punto", dijo Kormakur. "Y tuvimos que evacuarlos con un helicóptero bastante rápido".

"Creo que Jake lo dijo muy bien cuando señaló que hay una diferencia entre dolor y lesión. Les hice pasar mucho dolor, pero no los lesioné", dijo.

Josh Brolin, quien interpreta a un miembro de la expedición de Hall dijo que el dolor y las penurias les hicieron tener una mayor camaradería.

"Muchos directores dicen, queremos hacer esto de verdad, queremos que estén en los elementos, queremos que estén en la naturaleza", dijo. "Y la mayoría de ellos no están diciendo la verdad".

"Everest", que incluye a Keira Knightley Emily Watson en papeles de reparto, no es una de las 21 películas en competencia en el festival que concluye el 12 de septiembre.

El desastre del Everest en 1996 ha sido retratado en varios libros, incluyendo "Into Thin Air" de John Krakauer, y todavía se debate si Hall y Fischer cometieron errores.

Gyllenhaal dijo que retratar gente y hechos reales, le significó "una tremenda responsabilidad". El actor contó que los hijos de Scott Fischer se pusieron en contacto con él "un poco preocupados por cómo sería retratado su padre".

"En realidad fue algo hermoso sentarme con los dos y escuchar quién era su padre para ellos", dijo Gyllenhaal.

___

Jill Lawless está en Twitter como http://Twitter.com/JillLawless