El mes de agosto cerró con 911 homicidios, un promedio de casi los 30 diarios, que superó los registros históricos de El Salvador, informó el miércoles el estatal Instituto de Medicina Legal.

"El 23 de agosto registraron 52 homicidios, lo que lo convirtió en el día más violento de este año y agosto sin duda es el mes más violento en la historia de El Salvador", según dijo en conferencia de prensa el director de Medicina Legal, el médico psiquiatra Miguel Fortín Magaña.

"Es la cifra más alta de toda la historia de El Salvador, lo que dice mucho porque la historia de El Salvador en cuento a registros es bastante pobre, porque durante la guerra la historia se corta porque no se sabe realmente cuantos muertos había cada día", agregó.

Según las cifras oficiales, de los homicidios en agosto 841 fueron hombres, tres mujeres y 67 cuerpos estaban en estado de descomposición. De las 911 víctimas, 108 eran menores de edad, entre ellos un niño menor de cuatro años.

Fortín Magaña señaló que en los primeros ocho meses del año, "desafortunadamente ya tenemos 4.246 asesinatos", 1.709 casos más que en el mismo período de 2014 cuando registraron 2.537.

Según estadísticas de Medicina Legal en enero se registraron 336 homicidios, en febrero 306, en marzo 484, en abril 418, en mayo 643, en junio 677 y en julio 470.

Las autoridades de Seguridad Pública sostienen que la mayoría de las víctimas de los homicidios son personas vinculadas con estructuras criminales que han muerto al enfrentarse a las fuerzas de seguridad, han sido ajusticiados por sus mismos compañeros, o al enfrentarse a grupos rivales.

Pero el director de Medicina Legal dijo que no se puede afirmar que sea cierto debido a que no hay una investigación científica que lo confirme.

"La investigación es imperativa, mientras no se haga no vamos a saber quiénes eran pandilleros y quienes no eran pandilleros, no vamos a saber que todos eran de la (pandilla) 18 Revolucionarios que es lo que la gente dice, o eran de otra, porque no se hace la investigación adecuada", afirmó.

Fortín Magaña también dijo que hay que investigar posibles ejecuciones sumarias ya que "hay un par de casos sospechosos porque el orificio de entrada no es en la parte de enfrente, sino en la parte de atrás y porque los cadáveres se encontraban en posición fetal que es una posición de defensa".

Según estadísticas oficiales, 2014 cerró con 3.942 homicidios en el país, 1.429 más que el año anterior.