El presidente Enrique Peña Nieto admitió el miércoles que algunos hechos de violencia, escándalos de posible corrupción y problemas económicos se han traducido en una desconfianza social hacia el gobierno, aunque para algunos hace falta más que un discurso para recobrar el respaldo popular.

En un discurso con motivo de su tercer informe de gobierno, al que llega en su nivel de popularidad más bajo, el mandatario destacó sus logros en cuanto a reformas y programas oficiales, pero también tuvo una dosis de realismo.

"El último año ha sido difícil para México. Nuestro país se vio profundamente lastimado por una serie de casos y sucesos lamentables", dijo el presidente y específicamente mencionó el caso de la ciudad de Iguala, donde 43 estudiantes desaparecieron en 2014 tras ser detenidos por policías municipales, y la fuga de un penal de máxima seguridad del líder del cártel de Sinaloa, Joaquín "El Chapo" Guzmán.

Reconoció que los señalamientos de conflicto de interés y posible corrupción, que incluso lo salpicaron, han provocado indignación y molestia.

"Estas situaciones son muy distintas entre sí, pero todas lastiman el ánimo de los mexicanos y la confianza ciudadana en las instituciones", dijo desde el Palacio Nacional y aseguró que en los últimos tres años de su gobierno enfrentará esos desafíos mediante el cumplimiento de la ley, el respeto a los derechos humanos y el combate a la corrupción.

Jesús Silva Hérzog-Márquez, analista político y profesor de la Escuela de Gobierno del Tec de Monterrey, dijo a The Associated Press que más que un discurso, "la mayor elocuencia del gobierno está en sus acciones", sobre todo cuando hay una imagen de corrupción que afecta al gobierno.

Investigaciones periodísticas revelaron hace unos meses que Peña Nieto, su esposa Angélica Rivera y su secretario de Hacienda, Luis Videgaray, adquirieron viviendas a contratistas públicos, lo que desató señalamientos de posible corrupción y conflicto de interés. Y aunque el órgano anticorrupción resolvió recientemente que no hubo ninguna ilegalidad, pocos quedaron satisfechos en buena parte porque el responsable de la investigación es un subalterno del mandatario.

Además, el presidente se encuentra en su peor nivel de popularidad según diversas encuestas.

"Creo que la recuperación de su popularidad depende en estos momentos de que las reformas lleguen a rendir frutos en poco tiempo y que la economía se enderece", dijo Silva Hérzog-Márquez.

Sin embargo, añadió, "yo no veo francamente... que eso sea realizable en el mediano plazo".

Peña Nieto dijo que "hoy México enfrenta la situación de desconfianza en lo interno y de incertidumbre en lo externo", aunque llamó a evitar que el pesimismo lleve a respaldar salidas que calificó de "fáciles", como el populismo.

"Donde se impone la intolerancia, la demagogia o el populismo, las naciones, lejos de alcanzar el cambio anhelado, encuentran división o retroceso", añadió.

El mandatario inició su discurso con el reconocimiento de la molestia, pero unos minutos después comenzó a reseñar lo que sostiene son los logros de su administración que inició en diciembre de 2012, como la aprobación de una docena de reformas en diversos ámbitos, incluidos en materia educativa y energética.

En un mensaje de casi dos horas en el que sobre todo hizo un recuento de lo que a su juicio ha funcionario en áreas como seguridad, desarrollo social y educación, el presidente dijo que en la segunda mitad de su mandato tendrá como prioridad fortalecer el estado de derecho, impulsar el crecimiento económico y combatir la desigualdad para lo cual promoverá algunas acciones como leyes secundarias para combatir la corrupción y generar zonas económicas especiales en los estados más pobres del país.

También anunció que su gobierno prevé emitir bonos en el mercado de valores local para financiar proyectos de infraestructura educativa y un plan para crear una Secretaría de Cultura, además de un programa nacional de inglés para alumnos de educación básica.

Peña Nieto envió la víspera al Congreso su tercer informe por escrito y por primera vez en la historia reciente no se divulgaron públicamente como había ocurrido, incluso en sus primeros dos años.

____Contribuyó con esta nota el periodista de The Associated Press E. Eduardo Castillo