Al menos 20 personas murieron al estallar dos bombas en una mezquita en la capital yemení de Saná, informaron funcionarios médicos.

Los agentes dijeron que una bomba suicida explotó al interior de la mezquita el miércoles durante el llamado a oración vespertino, mientras un coche bomba explotó afuera de la puerta de la mezquita. Funcionarios médicos advirtieron que la cifra de muertos puede aumentar ya que varias personas estaban siendo operadas en varios hospitales.

Testigos dijeron que el coche bomba explotó mientras la gente cargaba a heridos desde el interior de la mezquita.

Hamid Ali, un testigo en la escena, dijo que la explosión dejó restos de cuerpos y suelos ensangrentados en la mezquita frecuentada tanto por musulmanes suníes como chiitas.

Los atacantes balearon a muerte a dos yemeníes que trabajaban para el Comité Internacional de la Cruz Roja (ICRC) el miércoles mientras viajaban de la provincia norteña de Sada a Saná, dijo el grupo.

Rima Kamal, una vocera de ICRC, dijo que ambos fueron matados en la provincia Amran.

Yemen ha estado sumido en la violencia desde que los rebeldes chiitas, conocidos como hutíes bajaron de su fortaleza en Sada y tomaron Saná el pasado septiembre. Tanto Amran como Sada están controladas en su totalidad por hutíes.

Los hutíes luchan junto con unidades militares leales al expresidente Ali Abdullah Saleh, contra las fuerzas leales al exiliado presidente Abed Rabbo Mansour Hadi, así como separatistas del sur y milicianos locales. La coalición liderada por Araba Saudí y respaldada por Estados Unidos ha estado lanzando ataques aéreos contras los rebeldes desde marzo.

Más de 2.100 civiles han muerto desde que inició el conflicto, de acuerdo con Naciones Unidas.