El Departamento del Transporte ofreció el miércoles 10 millones de dólares en subsidios a los estados para que reparen los cruces de vías férreas con carreteras al aumentar las cargas de combustibles inflamables.

En los últimos años han aumentado los choques en los cruces ferroviarios, luego de más de tres décadas de disminución.

Los subsidios serían para financiar mejoras en rutas ferroviarias que transportan combustibles inflamables. Las cargas de petróleo crudo y etanol aumentaron enormemente durante la década pasada hasta que cayeron los precios de los combustibles.

Hubo más de 2.200 choques en cruces ferroviarios en 2014, con 269 muertos y 849 heridos. No se conocen cifras de muertes provocadas por trenes que transportaban combustibles.

La fuerza de un tren de carga de 30 vagones al chocar con un auto equivale a la fuerza de un auto que aplasta una lata de aluminio, segurón Operación Salvavidas, un grupo sin fines de lucro que promueve la seguridad ferroviaria.

El monto anunciado el miércoles permitiría algunas mejoras, pero no muchas. Elevar una carretera sobre una vía férrea puede costar decenas de millones de dólares. Las señales y barreras automáticas son más económicas.