China realizará un desfile militar masivo en el corazón de su capital, pero los ciudadanos comunes no podrán presenciarlo.

Obsesionadas con seguridad y temerosas de cualquier falla, las autoridades cerrarán virtualmente todo el centro de Beijing el jueves, lo que dejará a la mayoría de la gente sin posibilidades de presenciar el desfile que conmemora la derrota de Japón en la II Guerra Mundial. Los residentes que viven a lo largo de la ruta han recibido avisos que les ordenan no salir al balcón, mantener cerradas las ventanas, no tener invitados y --en algunos edificios-- no tomar fotos.

"Tengo deseos de ver el desfile, pero entiendo que es imposible que todo el mundo tenga la oportunidad de verlo", dijo un abogado de Beijing que se identificó solamente como Yao. "Pienso que verlo en televisión va a ser una buena alternativa".

Los barrios alrededor de la Plaza Tiananmen, donde el presidente Xi Jinping pasará revista a la tropa junto con dignatarios extranjeros, estarán bajo toque de queda y el gobierno ha movilizado unos 850.000 vigilantes de barrio para reportar cualquier hecho fuera de lo ordinario.

Varias calles de la ciudad serán cerradas, el servicio de autobuses púbicos será suspendido y muchas paradas del metro selladas, mientras que cintas de seguridad impedirán el acceso público al área del desfile. Las autoridades además van a cerrar edificios de oficinas, tiendas, restaurantes e incluso hospitales a lo largo de la ruta por al menos 24 horas. Algunos edificios quedarán cerrados por tres días.

Como es costumbre durante eventos importantes en la capital, las autoridades han colocado restricciones sobre fábricas y tránsito vehicular para asegurar que el cielo esté libre del usual smog.

Muchos residentes se están yendo de la capital, incluyendo Zhang Yu, de 27 años y empleado de una compañía de medios de comunicación, que se va a una ciudad costera en el nordeste.

"El gobierno está completamente inconsciente de la necesidad de los residentes de Beijing de tener una vida normal, y solamente les interesa su imagen", dijo Zhang.

___

El periodista de la Associated Press Ian Mader y el asistente editorial Henry Hou contribuyeron.