Las labores de búsqueda a lo largo de cuatro años en un rancho del norte de México resultaron en la localización de miles de fragmentos óseos que corresponden a 31 personas, informaron las autoridades.

La Procuraduría de Justicia del estado norteño de Nuevo León informó en un comunicado que se encontraron más de 30.000 fragmentos de huesos durante repetidas búsquedas en la propiedad al norte de la ciudad industrial de Monterrey.

La búsqueda comenzó en 2011 después de que vecinos reportaron actividades sospechosas en el rancho. La zona ha sido escenario en los últimos años de batallas entre el cartel de Los Zetas y grupos narcos rivales.

Después de varias pruebas genéticas realizadas en los últimos cuatro años, las autoridades determinaron que los restos corresponden a 31 personas que tienen reporte de desaparición desde 2011, informó la Procuraduría.

Amnistía Internacional señaló el miércoles que los hallazgos muestran la necesidad de que las autoridades mexicanas actúen para enfrentar los miles de casos de personas desaparecidas.