El Banco Central argentino desplazó a los directores titulares de la filial local del HSBC por supuesta evasión fiscal y lavado de dinero, entre otras irregularidades que el banco negó haber cometido.

La medida afecta a Gabriel Diego Martino y Miguel Ángel Estévez, presidente y vicepresidente respectivamente de HSBC Bank Argentina S.A.

Al referirse a la decisión que el Banco Central difundió la víspera, el jefe de gabinete Aníbal Fernández dijo el miércoles a periodistas que "no hay opción para que uno tenga un banco y lo maneje como quiera; lo maneja como dice la autoridad de aplicación o no lo puede manejar".

Agregó que "si no se cumplió y facilitó nada menos que el lavado de dinero en la forma en la que se lo exhibe (el Banco Central) tiene todo el derecho del mundo a pedir que sean reemplazados (los directivos)".

El responsable del área de comunicación de la filial del HSBC, Federico Etiennot, dijo a The Associated Press en un correo electrónico que la entidad "continúa con su normal funcionamiento operativo... ratifica el cumplimiento de las leyes y regulaciones que gobiernan la actividad del banco en el país y continuará cooperando con la justicia y los reguladores en Argentina".

En abril Martino declaró que era infundada la denuncia contra el banco por una supuesta maniobra para fugar unos 3.500 millones de dólares de sus clientes a Suiza. En 2014 el Fisco había denunciado a HSBC Argentina al comprobar la existencia de más de 4.000 cuentas de contribuyentes argentinos en el HSBC de Ginebra que no estaban declaradas.

El Banco Central dijo en un comunicado que como representante legal del banco con sede en Londres, Martino "no dirigió las acciones necesarias para mitigar... el riesgo de prevención del lavado de activos y financiamiento del terrorismo". Asimismo recordó la causa penal promovida por el Fisco "en la que se encuentra involucrado Martino" que investiga delitos como asociación ilícita fiscal, evasión fiscal agravada y lavado de activos.

El Central también consideró que Martino no gestionó bien "los riesgos vinculados con la confiabilidad de la información contable y no contable de la entidad y el buen funcionamiento de los controles internos y externos".

Agregó que eso imposibilitó una efectiva cooperación con el Banco Central en la "prevención del lavado de activos y financiamiento del terrorismo respecto de la documentación siniestrada" en un incendio en 2014 de un depósito en Buenos Aires que es investigado por la justicia. En el siniestro, que según los peritajes de la policía fue intencional, se destruyeron cajas con documentación de cientos de empresas. El Banco Central indicó que la filial del HSBC se negó a remitirle documentación con el pretexto de que se había destruido en el incendio.

Además, la Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias suspendió transitoriamente a HSBC Argentina para operar en el mercado de cambios hasta que acredite "fehacientemente haber adoptado las medidas correctivas necesarias en materia de sistemas informáticos que garanticen la integridad de los registros de las operaciones de transferencia al exterior de divisas y títulos".

El Banco Central dijo que "consideraciones similares" se expresaron respecto de la actuación de Estévez y aclaró que la medida no afecta el normal funcionamiento del banco.

--------

El periodista de The Associated Press Paul Byrne contribuyó en esta nota.