Atacantes a caballo que se cree eran rebeldes del grupo extremista islámico Boko Haram mataron a 26 personas en el estado de Borno, en el noreste de Nigeria, dijeron testigos.

Ali Abdulqasim afirmó el miércoles que su aldea natal de Baana-imam fue atacada el martes por la noche.

El individuo dijo que subió a un árbol de mangos para salvarse y desde ahí vio a hombres a caballo que perseguían y disparaban contra lugareños que intentaban escapar.

Abdulqasim dijo que pasó la noche en el árbol y cuando bajó a la mañana siguiente vio numerosos cadáveres.

Abbas Gava, portavoz de un grupo de defensa civil, dijo que 26 personas murieron en los diversos ataques.

En los seis años de rebelión de Boko Haram han muerto unas 20.000 personas, según cálculos.