La presidenta del concejo municipal de Nueva York, Melissa Mark-Viverito, una descendiente de puertorriqueños que está teniendo repercusión nacional por sus posiciones sobre inmigración, ha dado su respaldo a la candidatura presidencial de Hillary Rodham Clinton.

La demócrata liberal Mark-Viverito, quien hizo el anuncio el miércoles en una columna de El Nueva Día, el diario de mayor circulación en Puerto Rico, viajará a su isla natal la semana próxima con el gobernador Andrew Cuomo y otros funcionarios del estado.

"Hillary sabe lo que (Estados Unidos) necesita para seguir su marcha hacia adelante y lucha por causas a las que he dedicado mi vida", escribió Mark-Viverito en la columna.

Algunos analistas han señalado que el respaldo de la presidenta municipal ayudaría a consolidar el apoyo de los latinos, en particular de los puertorriqueños, a la candidata. Los puertorriqueños constituyen bloques importantes en algunas zonas urbanas.

Hace dos años, Mark-Viverito era una concejala relativamente desconocida. Ahora ocupa un lugar de cierta repercusión en el Partido Demócrata, sobre todo en materia de reforma de la justicia penal y asuntos relacionados con la inmigración. Impulsó el programa de identificación municipal más grande del país, que permite a los inmigrantes sin autorización para estar en el país --y a grupos como los ancianos y los transgénero-- a obtener documentos de identidad y el acceso a los servicios municipales.

"Para los puertorriqueños, aquí y en la diáspora, estas elecciones son las más importantes de nuestros tiempos", escribió Mark-Viberito. "El plan propuesto por Hillary demuestra que es amiga de Puerto Rico y luchará por la Isla".