La Orden Hospitalaria San Juan de Dios, que cumplió una tarea importante en el tratamiento de enfermos de ébola en Africa durante el año, ha sido galardonada con el premio humanitario Princesa de Asturias.

La fundación que otorga el premio felicitó en un comunicado a la "obra ejemplar de asistencia" de la orden centenaria al brindar traramiento médico a los pobres en el mundo.

La orden fue fundada en Granada, España, en 1563. Tiene 350 centros asistenciales en 53 países.

Varios de sus misioneros murieron de ébola cuando trataban enfermos en Sierra Leona y Liberia.

El premio de 50.000 euros (54.300 dólares) es uno de los ocho otorgados anualmente por la fundación que lleva el nombre de la infanta Leonor. Otras categorías incluyen las artes y la investigación científica.