Al menos unos 20 indígenas ingresaron el martes a la pista de un aeropuerto de la petrolera argentina Pluspetrol para exigir que la empresa cumpla con la remediación ambiental en una remota zona amazónica.

"Entre 15 a 20 nativos de la zona aledaña de este aeropuerto privado de Pluspetrol se apostaron en la pista de aterrizaje que es de uso exclusivo de dicha empresa", dijo a la televisora N el jefe de la policía, general Vicente Romero.

Añadió que los indígenas amazónicos se mantenían sentados en actitud pacífica junto a sus familias e hijos.

Romero dijo que funcionarios de Pluspetrol intentan conversar con los indígenas y que afirmó que no ha sido la primera vez que ocurre una protesta que incluye el ingreso al aeropuerto. La zona no tiene cobertura telefónica y es accesible vía aérea y fluvial.

El vertido de agua con residuos de crudo en el río Corrientes empezó en 1970 cuando el Lote 8 comenzó a ser explotado por la petrolera estatal. La contaminación continuó en 1996 cuando el lote fue traspasado a Pluspetrol. Tras una protesta indígena en 2006 frenó la contaminación y Pluspetrol comenzó a reinyectar el agua residual a los mismos pozos petroleros.

Estudios oficiales en 2005 demostraron que 90 indígenas de la zona tenían plomo y cadmio en su sangre. Otro estudio oficial publicado en 2013 mostró que las aguas del río Corrientes quedaron contaminadas con plomo y otros residuos de hidrocarburos. El Lote 8 produce en promedio 8.000 barriles de petróleo diarios, según cifras oficiales.