El técnico Flabio Torres optó el martes por dejar las riendas del colista Cúcuta Deportivo, en riesgo de caer nuevamente a la segunda división del balompié colombiano.

La derrota por 3-0 frente al local Deportes Tolima el domingo tornó insostenible la permanencia de Torres, quien tomó el mando del onceno "Motilón" en el torneo Clausura.

Con Torres en el banco, Cúcuta perdió cinco partidos, empató dos, ganó uno, convirtió dos goles y recibió 14. Figura último con cinco puntos, 13 menos que el líder Alianza Petrolera.

El conjunto regresó a primera división esta temporada y su campaña ha sido muy pobre.

Carlos Alberto Quintero, gerente deportivo de Cúcuta, sucedió a Torres transitoriamente.