Un exjefe de policía blanco pasará un año de arresto domiciliario luego de matar a tiros a un hombre negro desarmado en 2011.

Los fiscales acordaron el martes desechar un cargo de asesinato contra Richard Combs, de 38 años y exjefe de policía del pequeño poblado de Eutawville, a cambio de su declaración de culpabilidad por mal comportamiento en el puesto. El cargo de asesinato conllevaba una sentencia de 30 años de cárcel a cadena perpetua.

El juez de circuito Edgar Dickson suspendió una sentencia de 10 años de prisión para Combs siempre y cuando complete su arresto domiciliario y cinco años de libertad condicional.

Combs enfrentó dos juicios por asesinato, pero en ambos los jurados no pudieron ponerse de acuerdo. El abogado defensor Wally Fayssoux señaló que su cliente estaba listo para poner fin a un calvario de cuatro años.

"Mi cliente está exhausto tanto en lo económico como en lo emocional", afirmó Fayssoux.

La familia de Bernard Bailey, la víctima, le dijo al juez que él era un buen hombre que evitaba meterse en problemas y fue arrestado por un agente sediento de poder, lo que desencadenó la tragedia.

"Hemos estado buscando justicia. Sabemos que el resultado de este juicio no beneficiará a Bernard. Pero tal vez ayude a otra familia, a otro hombre joven", dijo la hermana de Bailey, JoAnn.

Eutawville suspendió a Combs tras el tiroteo y lo despidió varios meses después. El pueblo llegó a un acuerdo con la familia de Bailey por 400.000 dólares por muerte por negligencia.

Combs le disparó a Bailey en mayo de 2011 luego de que lo arrestara por obstrucción de la justicia semanas después de que discutió al lado del camino sobre una infracción de tránsito de su hija. Eutawville es un poblado de 300 personas a unos 80 kilómetros (50 millas) al sureste de Columbia.

Bailey llegó a la alcaldía a discutir la infracción y Combs le informó que estaba arrestado. El individuo salió del lugar y se subió a su camioneta y el jefe policial lo siguió, señalaron las autoridades.

Bailey recibió tres disparos mientras hacía retroceder su camioneta. Los fiscales señalaron que Combs intentaba arrestar a Bailey con cargos fabricados, nunca estuvo bajo amenaza y pudo haberse hecho a un lado fuera de la ruta del vehículo.

El exjefe policial testificó que estaba apoyado contra la camioneta de Bailey y tuvo apenas unos segundos para reaccionar. Dicen que no contaba con gas pimienta ni un arma aturdidora, por lo que su única opción era su pistola. Era el único policía en el pueblo al momento del arresto.

Combs había sido policía en varias jurisdicciones durante 10 años después de que sirvió en la Marina. No volverá a desempeñarse como agente de la ley, dijo Fayssoux.

"Tiene que empezar desde cero. Lo han etiquetado como racista", agregó el abogado tras la audiencia. "Nada de eso es cierto".

En el primer caso, el jurado votó 9-3 para condenar a Combs. En el segundo caso, la votación fue de 8-4, también en favor de una condena, luego de que cuatro jurados lo quisieron declarar culpable por homicidio, otros cuatro por muerte involuntaria y cuatro más votaron en contra porque pensaban que era inocente, comentó el abogado David Pascoe durante una audiencia en la corte del condado Orangeburg.

____

Este despacho ha sido corregido para indicar que el nombre del hombre fallecido era Bernard, no Walter.