Autoridades mexicanas detuvieron a un presunto jefe de sicarios de un grupo del narcotráfico señalado como autor intelectual de una emboscada en la que murieron cinco policías federales en marzo.

El comisionado nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia, identificó el martes al detenido como Javier Guerrero Covarrubias, de 27 años.

Y aunque no mencionó el grupo criminal al que pertenecería, autoridades han atribuido en el pasado al Cartel Jalisco Nueva Generación el ataque en el que murieron los cinco policías el 19 de marzo en Ocotlán, en el estado occidental de Jalisco.

Luego de esa emboscada, ese mismo cartel fue señalado por las autoridades de estar detrás de otro ataque en el que murieron 15 policías estatales y de derribar un helicóptero militar en el que murieron 10 soldados y agentes.

En mayo, policías federales irrumpieron en un rancho donde supuestamente miembros de ese cartel se escondían. La operación terminó con 43 muertos.

Sales dijo que Guerrero Covarrubias fue detenido sin que se hiciera un solo disparo en Zapotlán, localidad de Jalisco.