El gobernador de Wisconsin, Scott Walker, niega ser un político de carrera, a pesar de haber sido ocupado puestos electivos desde los 25 años y de postularse por primera ocasión a los 22.

El conteniente a la candidatura presidencial republicana dijo en una entrevista con CNBC, transmitida el martes, que es "sólo un hombre normal" y rechaza la etiqueta de político de carrera a pesar de haber estado metido en la política durante casi toda su vida adulta.

"Un político de carrera, en mi opinión, es alguien que lleva 25 años en el Congreso", dijo Walker.

Walker se postuló para la Asamblea estatal representando a Milwaukee en 1990 a los 22 años y perdió. Luego se mudó a un suburbio más conservador y se volvió a postular en 1993 y ganó. Desde entonces no pierde una elección.

Considerado a principios de año uno de los aspirantes con mayores posibilidades, posteriormente Walker quedó rezagado en las encuestas con respecto a Donald Trump y perdió ventaja frente a otros sin experiencia en el gobierno como el neurocirujano jubilado Ben Carson y la ex directiva de empresas tecnológicas Carly Fiorina.

Al preguntársele si dependía demasiado en el voto blanco para ganar a nivel nacional, Walker dijo que podría ganar en una docena de estados que básicamente determinan la elección, como él lo ve. "Wisconsin es uno de ellos", dijo. "Estoy sentado en otro ahora, New Hampshire. Estará Colorado, en donde nací, Iowa, en donde viví, Ohio, Florida y un puñado más de otros estados".

Trump donó 10.000 dólares a la campaña de reelección de Walker en el 2014 para gobernador, algo que Walker señaló en la entrevista. Walker dijo que Trump nunca pidió nada a cambio porque veía a Walker diferente a otros políticos.

Pero en julio, una recaudación de fondos de Walker se refirió a él como "DumbDumb" ("TontoTonto") por correo electrónico.

"He sido bueno con Scott Walker", dijo Trump tras el incidente. "Es un buen hombre".

___

Scott Bauer está en Twitter como https://twitter.com/sbauerAP