El presidente palestino Mahmud Abas ha dicho a su círculo íntimo que no aspirará a la reelección en los máximos puestos de conducción en la Organización Para la Liberación de Palestina y el movimiento Fatá, dijeron dos funcionarios.

Abas conservaría el puesto más importante, de presidente del gobierno autónomo palestino. Corrían rumores de que el mandatario de 80 años pensaba renunciar a la presidencia porque todos los caminos a la declaración del estado palestino parecen cerrados.

La elección de un nuevo comité ejecutivo de la OLP prevista para mediados de septiembre crearía un conjunto de posibles sucesores y le daría a Abas una voz importante llegado el momento. Sus detractores dicen que con sus decisiones intenta marginar a la oposición.

Los funcionarios dijeron que Abas informó a la conducción de la OLP en la víspera sobre su plan de no postularse en las elecciones al comité ejecutivo y Fatá.