Manifestantes en la India incendiaron las casas de siete legisladores durante disturbios para protestar contra una nueva ley que define quién puede decir que proviene del estado nororiental de Manipur, dijo la policía el martes.

Una persona murió al quedar atrapada en una casa en llamas el lunes por la noche y otras dos murieron cuando la policía disparó para dispersar a los incendiarios. EL martes, centenares de personas furiosos por las muertes rodearon una estación de policía para protestar. La policía, superada en número, volvió a disparar. Dos personas murieron y otras tres fueron hospitalizadas con heridas graves.

La policía impuso un toque de queda el martes por la noche y desplegó fuerzas paramilitares en medio de fuertes tensiones en la ciudad de Churachandpur, 70 kilómetros (42 millas) al sureste de la capital estatal, Imphal.

El legislador N. Biren Singh dijo que la ley que demanda que personas provean prueba de que sus familias vivían en Manipur antes de 1951 busca impedir que "forasteros", incluyendo migrantes, se asienten en el estado, fronterizo con Mianmar. Pero Singh agregó que las autoridades no tenían planes para comenzar pronto a examinar documentos.

Los manifestantes dicen que fijar ese límite excluye a muchos que llegaron legítimamente después de esa fecha o que no tienen documentos apropiados.

La remota región nororiental de India está formada por un mosaico de comunidades étnicas y tribales que están distribuidas desigualmente a través de siete estados y se extienden hacia Mianmar. En años recientes han estallado hechos de violencia, alimentados por temores en India de que refugiados provenientes del vecino país tomen empleos y tierras.