Una beba nació en el asiento trasero de un auto Uber estacionado en la entrada del túnel Lincoln, se informó el martes.

La Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey, que opera el túnel, dijo que el proceso de alumbramiento comenzó alrededor de las 5:15 la tarde del lunes mientras la madre de 32 años de la beba iba en un auto de la compañía de transporte.

El conductor dijo a dos agentes de la Autoridad Portuaria que tenía a una mujer con trabajo de parto que "no podía esperar".

La Autoridad Portuaria informó que un empleado recibió a una bebé sana en cuestión de minutos. Fue el segundo nacimiento de un bebé asistido por el agente de alto rango Greg Nimmo mientras trabaja para la autoridad.

La madre, que estaba en su camino al hospital desde Hoboken, Nueva Jersey, fue llevada al hospital junto con su nueva hija.