Autoridades españolas elevaron a seis el número de personas fallecidas en una potente explosión en una fábrica de fuegos artificiales en el noreste de España, tras el hallazgo del cuerpo de un desaparecido.

El cadáver fue hallado a primera hora del martes cerca de las instalaciones de Pirotecnia Zaragozana, en la pequeña localidad de Pinseque, donde se registró la explosión del lunes, dijo el portavoz de la subdelegación del gobierno en la capital de Aragón.

Seis personas resultaron heridas en la explosión, dos de ellos de gravedad, agregó.

La policía sigue investigando la causa de la explosión.

El funcionario habló bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado a ser identificado.