Una explosión en una planta de productos químicos ubicada en el este de China mató a una persona, según informó el martes un sitio web de noticias estatal, casi tres semanas después de un incidente similar en un almacén de la ciudad portuaria de Tianjin en el que murieron al menos 158 y que dejó en evidencia una permisiva aplicación de los protocolos de seguridad.

La fábrica del condado de Lijin, en la provincia de Shandong, explotó a las 23:22 del lunes y las llamas quedaron controladas unas cinco horas después, según la página web de noticias Dongying News -- dirigida por el gobierno de la ciudad de Dongying.

Seis ejecutivos de la empresa que gestiona las instalaciones, Shandong Binyuan Chemical Co. Ltd., fueron detenidos y el incidente está bajo investigación, agregó.

La empresa, ubicada en la Zona de Desarrollo Económico y Tecnológico Lijin Binhai, explica en su cibersitio que tiene capacidad para producir 20.000 toneladas de materiales adhesivos anualmente. Nadie estuvo disponible de inmediato en la firma para realizar comentarios.

La llamadas al departamento de propaganda de Lijin fueron colgadas. Quienes respondieron a llamados a policía y bomberos dijeron no tener información al respecto.

La zona está a unos 300 kilómetros (190 millas) de Tianjin, donde el pasado 12 de agosto explosiones en almacenes de materiales peligrosos mataron a al menos 158 personas, la mayoría bomberos. Los almacenes estaban más cerca de una zona de viviendas de lo que permiten las normas de seguridad, y almacenaban demasiados materiales peligrosos -- incluyendo 700 toneladas de cianuro de sodio.

Las autoridades investigan irregularidades en la aprobación de los permisos a la empresa de almacenaje, Ruihai International Logistics, y detuvieron a 12 de sus empleados y ejecutivos y a 11 funcionarios del gobierno.