La Fiscalía General de Venezuela ratificó el lunes la acusación contra el dirigente opositor Leopoldo López, quien se encuentra encarcelado por acusaciones de promover protestas violentas que ocurrieron en la capital el año pasado.

El Ministerio Público presentó sus conclusiones en el juicio contra López en las que ratificó la acusación por los delitos de instigación pública, asociación para delinquir y determinador en daños e incendio, indicó la dependencia en un comunicado.

La Procuraduría General, que hizo parte del juicio, y la defensa del opositor presentarán próximamente también sus conclusiones en el proceso que inició en julio del año pasado.

López, de 44 años, permanece detenido desde hace año y medio en la cárcel militar de Ramo Verde, a las afueras de la capital, mientras se le sigue juicio.

Las autoridades han acusado al líder opositor de promover los hechos violentos que ocurrieron el 12 de febrero del 2014 en el centro de Caracas y que dejaron tres fallecidos. Los abogados de López han rechazado la imputación y aseveran que López es un "preso político" del gobierno del presidente Nicolás Maduro.