Presidente boliviano visita Ecuador

El presidente boliviano Evo Morales, y su homólogo de Ecuador, Rafael Correa, volvieron a criticar el martes a los cuatro países europeos que impidieron al primero cruzar su espacio aéreo hace algunas semanas.

"Es imposible eludir lo que ocurrió el 2 de julio, algo inaudito... se le obligó a realizar un aterrizaje de emergencia cuando se agotaba el combustible", dijo Correa en una rueda de prensa conjunta con Morales, que se encuentra en Ecuador en una visita oficial de un día.

Agregó que Morales dio una respuesta digna y soberana por lo cual "eres orgullo para Latinoamérica y para el mundo entero".

En declaraciones hechas más temprano, Correa dijo que la actitud negativa de los países que le impidieron el libre tráfico, España, Italia, Francia y Portugal, "no es con Evo, ni con Bolivia, es con todos los pueblos de América Latina y El Caribe".

Durante el encuentro de los mandatarios, Ecuador y Bolivia suscribieron cinco convenios sobre temas relacionados con el ambiente, las comunicaciones, la justicia y la movilidad humana, entre otros.

El alcalde de Quito, Augusto Barrera, entregó las llaves de la ciudad al presidente Morales, mientras que el canciller boliviano David Choquehuanca fue declarado huésped ilustre.

Sobre el incidente aéreo, Barrera dijo a Morales: "cuenta usted con el apoyo, el respaldo y la solidaridad de los ecuatorianos. A los que perpetraron este hecho hay que decirles que esas prácticas imperiales, pertenecen al pasado".

A principios de julio España, Italia, Francia y Portugal impidieron a Morales el libre tránsito por su espacio aéreo bajo la sospecha de que llevaba en su avión al ex contratista de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Edward Snowden, quien se encuentra varado en el aeropuerto de Moscú. En las siguientes semanas los países se disculparon con Morales por el incidente.

Correa dijo que Ecuador está atento a la respuesta de Bolivia acerca de las disculpas de los países europeos, para proceder en consecuencia.