Brasil pide a Cartes regreso paraguayo a Mercosur

La presidenta brasileña Dilma Rousseff, expresó a su colega paraguayo Horacio Cartes que Brasil tiene interés en que Paraguay se reincorpore como miembro pleno del Mercosur, del que fue suspendido el año pasado tras la destitución del ex presidente Fernando Lugo.

"Brasil tiene todo el interés en ese regreso" de Paraguay al Mercosur, la unión aduanera que reúne también a Argentina, Uruguay y Venezuela, expresó Rousseff tras un encuentro bilateral con Cartes en Brasilia. Fue la primera visita oficial a Brasil del líder paraguayo que asumió el poder en agosto.

"Reiteré al presidente Cartes la importancia que Brasil da a la participación de Paraguay en Mercosur. Consideramos que la participación de Paraguay en Mercosur tiene un significado muy importante en este momento (porque) si podemos integrar a la Patagonia con el Caribe, con la entrada de Venezuela, eso hace que nuestra región tenga un tejido multilateral mucho más fuerte".

Cartes agradeció a Rousseff el interés brasileño por el regreso de Paraguay al bloque suramericano.

"Mucho nos ayuda su manera de insistir en que volvamos a Mercosur lo más rápidamente posible, que estemos juntos en UNASUR", dijo Cartes, en una referencia a la Unión de Naciones Suramericanas, que también suspendió a Paraguay en 2012 por la destitución de Lugo.

No obstante, la entrada de Venezuela es uno de los focos de conflicto con Paraguay en Mercosur.

Venezuela entró al Mercosur con la aprobación de los parlamentos de Argentina, Brasil y Uruguay en momentos que Paraguay estaba suspendido. Aunque los socios activos del bloque invitaron a Paraguay a reincorporarse desde la toma de posesión de Cartes, persisten dudas sobre la legalidad de tal entrada debido a que el Senado paraguayo no ha votado la admisión de Venezuela.

Los dos mandatarios expresaron el interés de impulsar obras de infraestructura para el transporte de personas y mercadería por carreteras, vías ferrovías e vías fluviales para intensificar el comercio y fomentar el desarrollo fronterizo.

"Sabemos que tenemos atractivos de integración física. Paraguay no quiere ayuda, no quiere limosna, no quiere favores, quiere sentarse en la mesa grande" para negociar ein ig, declaró Cartes.

Los dos mandatarios se refirieron a la construcción de una línea de transmisión de 500 kilovatios entre la planta hidroeléctrica binacional de Itaipú, entre Brasil y Paraguay, y Villa Hayes, cerca de Asunción.

La línea, que será inaugurada en noviembre, fue construida con financiamiento de 321 millones de dólares del Fondo de Convergencia Estructural del Mercosur, del cual Brasil es el principal contribuyente con 75%.

"Esa obra permitirá atraer inversiones a Paraguay y contribuirá con la industrialización del país, generando más empleo e ingresos", dijo Rousseff sobre la línea de transmisión.

Itaipú, la segunda mayor hidroeléctrica del mundo, divide su energía en partes iguales entre Brasil y Paraguay, pero Brasil adquiere 90% de la cuota de su socio, que no tiene capacidad de utilizar toda la electricidad. La línea de transmisión permitirá que Paraguay aproveche más de la energía generada por la planta.