El premio Nobel de literatura Mario Vargas Llosa, y el fotógrafo de celebridades Mario Testino junto con intelectuales y artistas respaldaron un proyecto de ley que busca oficializar la unión civil no matrimonial de parejas homosexuales en un país conservador donde más de la mitad se opone, según una reciente encuesta nacional.

El pronunciamiento --que se publicó a toda página en los diarios El Comercio, La República, Perú21 y Diario 16-- se declara "a favor de la igualdad de derechos para todas y todos los peruanos, de la inclusión de todos los sectores que conforman la sociedad y de la no discriminación por orientación sexual ni de ninguna otra índole".

"Consideramos que el Estado debe reconocer la realidad y el valor de todas las parejas. De este modo, reafirmamos nuestro compromiso por un Perú libre de discriminación e injusticias", añadió la declaración.

También firmaron el pronunciamiento la renombrada cantante y ex ministra de Cultura Susana Baca así como la directora de cine Claudia Llosa, ganadora de un Oso de Oro en el Festival Internacional de Cine de Berlín.

El proyecto de ley presentado a inicios de mes por el legislador Carlos Bruce sostiene que "si el Estado peruano no reconoce a dichas parejas con alguna figura legal, estaría perpetuando la discriminación" y violando la Constitución.

Es el cuarto intento en Perú donde "la clase política y los gobiernos han sido homofóbicos uno tras otro sin excepción", afirmó a The Associated Press Verónica Ferrari, una lingüista lesbiana y directora del Movimiento Homosexual de Lima, el principal grupo activista por los derechos de los homosexuales.

"Nuestro conservadurismo es histórico. En Ecuador, Colombia, Brasil, Uruguay, Argentina y México se han dado pasos hacia la unión civil o al matrimonio igualitario de personas del mismo sexo y en el mundo hay unos 60 países en esa ruta, no podemos ser ajenos a esa realidad que en el Perú aún se quiere ocultar", dijo Bruce a la AP.

Ferrari dijo que el plan legislativo "permitiría visitar a la pareja cuando está internada en un hospital que ahora es prohibido por los familiares, visitarlos en la cárcel, heredar, tener una pensión, compartir un seguro, decidir sobre operaciones quirúrgicas, estar presentes en los entierros de nuestras parejas que hasta ahora no es posible".

Un sondeo nacional de la firma GFK publicado el domingo halló que 65% se opone al proyecto de ley, 26% lo aprueba y 9% no opina. Se entrevistaron a 1.241 personas entre el 23 y 25 de setiembre en todo el país, con un margen de error de 2,8%.

La iniciativa recibió el rechazo del cardenal Juan Cipriani y algunos políticos.

"No estoy de acuerdo, no creo que el pueblo la quiera, no creo que represente una mayoría, ni pienso que es una exclusión de nadie... el que tiene alguna otra opción es su problema", dijo Cipriani a mitad del mes. Un legislador derechista y almirante retirado, Carlos Tubino, que se jacta de haberse opuesto al ingreso de homosexuales a las Fuerzas Armadas dijo en su cuenta en Twitter que la sociedad peruana "es antigay".

Según activistas, los homosexuales en Perú tienen que invisibilizar su orientación sexual para sobrevivir en un país hostil.

"Tenemos que esconder nuestra orientación porque si no nos arriesgamos a que nos castiguen, nuestros padres nos quiten el dinero de los estudios, a que nos lleven al psicólogo, a que nos hagan terapias de hormonas, a que nos encierren en centros de rehabilitación, a que nos expulsen de colegios, universidades a que nos acosen laboralmente", dijo Ferrari.

Eso sin contar con los crímenes de odio de los que, según el legislador y la activista no existen cifras oficiales. El Movimiento Homosexual de Lima calcula que hay alrededor de 60 asesinatos al año, todos invisibilizados.

Pero Steven Levitsky un estudioso de Perú y profesor de ciencia política en la Universidad de Harvard, escribió el domingo en el diario La República que "el cambio se viene al Perú porque la igualdad legal de los homosexuales ya es vista como un derecho básico en el mundo Occidental, tal como los derechos de la mujer y de las minorías étnicas".