Armas y miles de municiones en cárcel venezolana

Un centenar de armas y 22.767 municiones fueron incautadas en una cárcel del occidente del país donde se registró este mes una violenta riña en la que fallecieron 16 reclusos.

Unas 105 armas, entre ellas 15 fusiles, varias decenas de revólveres y pistolas de diferentes calibres, siete granadas, tres morteros y 22.767 municiones, fueron decomisados por las autoridades en la cárcel de Sabaneta, del estado occidental del Zulia, tras la intervención y desalojo del penal, anunció el domingo Iris Varela, ministra de Servicio Penitenciario.

"Todo el peso de la ley va caer sobre los bandidos que introducen este tipo de armas y municiones", indicó a la prensa Varela sin precisar si se había realizado la detención de algún funcionario por este caso.

En la cárcel de Sabaneta se registró el 16 de septiembre una violenta riña entre los internos, la mayoría de ellos armados, por el control del penal. En el centro penitenciario perecieron 16 presos.

Pocos días después del incidente las autoridades acordaron el desalojo de varios centenares de internos de la cárcel e iniciaron una intervención y revisión de todas las instalaciones para ubicar las armas que estaban escondidas en rudimentarios depósitos hechos por los presos.

La mayoría de las cárceles venezolanas son controladas por bandas de internos que poseen potentes armas, municiones y granadas que ingresan a los centros penitenciarios gracias a la complicidad y la corrupción de funcionarios civiles y militares.

Las autoridades penitenciarias han incautado centenares de armas y municiones en las tomas de cinco cárceles que han realizado desde mediados del 2011. Varela declaró recientemente que cerca de un centenar de militares y funcionarios de seguridad de las cárceles han sido detenidos por hechos irregulares.

Uno de los más importantes decomisos se realizó a mediados del año pasado en la cárcel capitalina de La Planta donde fueron encontradas 125 armas de fuego, entre ellas 12 fusiles, una subametralladora, 17 escopetas, 79 pistolas, 16 revólveres, 27 artefactos explosivos, y 64.450 municiones de diferentes calibres.

Durante el 2012 se reportaron 591 muertes y 1.132 heridos en las cárceles venezolanas, lo que representó un aumento de 5,5% respecto al año anterior, según cifras de la ONG local Observatorio Venezolano de Prisiones.

En el país funcionan 33 cárceles que fueron construidas para tener 16.539 reclusos, pero la población penal actual supera en casi tres veces la capacidad de esas instalaciones.